X
POLÍTICA >

La oposición (PP y NC) presenta 179 correcciones al proyecto

   

D. N. M. | Santa Cruz de Tenerife

Sin exhibición pirotécnica, los dos grupos de la oposición (el popular y el mixto) entregaron ayer en una ventanilla del Parlamento un total de 179 enmiendas parciales a los presupuestos autonómicos. Tras el rechazo de de las dos propuestas de devolución, el PP defenderá 117 y Nueva Canarias intentará que el bipartito acepte alguna de las 62 sugerencias de mejora.

La portavoz de la bancada popular, Australia Navarro, resumió que de las 117 enmiendas, 52 son al texto articulado del proyecto de ley y que las 65 restantes, por un importe que ronda los 150 millones de euros, son para la estructura económica; “fundamentalmente relativas al mantenimiento de los servicios públicos esenciales y al impulso de los sectores productivos”. En líneas generales, el PP moviliza 68 millones de euros más que en 2014 (un 82,9%).

Durante una protocolaria rueda de prensa, los diputados de NC detallaron el alcance de una iniciativa que pivota sobre el eje de las políticas sociales. En su comparecencia, Román Rodríguez y Pedro Justo concretaron el destino de 86,5 millones de euros que cambian de casilla al objeto de reforzar el gasto en materia social, en empleo y en la dinamización de la economía del Archipiélago. A los estados financieros van 52 y las 10 restantes se dirigen al articulado. Rodríguez puso de manifiesto que NC “toca todos” los aspectos “relevantes”, aun cuando reconoció que el proyecto de ley “no lo arregla nadie, porque tiene menos ingresos de los que se precisan, ni han creado nuevas fuentes”, como la tasa turística. Desde esa perspectiva, recalcó que la orientación del gasto “no permitirá” la recuperación económica ni la “adecuación de los servicios públicos básicos a la demanda real” de los canarios.
Con tales “limitaciones”, expuso Rodríguez, NC solicita que se dediquen 8,2 millones más a los sectores sociales más afectados por la crisis. De ese fondo, 5,9 millones serían para la Prestación Canaria de Inserción (PCI) y otros 1,5 millones los gestionarían los ayuntamientos. Paralelamente, pide que se garantice la financiación del Plan de Empleo Social (PES).
En la lucha contra la lacra de la violencia de género, Nueva Canarias reclama 250.000 euros adicionales. Respecto de la sanidad, quiere que las partidas se amplíen en 24 millones; especialmente para “responder, con 15 millones de euros, a los 80.000 ciudadanos en listas de espera”.

Nueva Canarias pretende, asimismo, que se anote un suplemento de 4,2 millones de euros ante la “congelación absoluta” del presupuesto en esta materia.