X
opinión >

Otro año que queda atrás – Por Sergio García de la Cruz

   

Se nos va el 2014, otro año más que queda atrás. Al igual que los años anteriores, este también ha estado marcado por la crisis, pero nos adentramos en el 2015 y con él vienen las elecciones. Ya sabemos qué significa eso; se suelta la cuerda y todo se vuelve más light. Del pasado nos quedan algunas cicatrices, lo que significa que el dolor ha pasado y la herida está cerrada.

Este año he escrito más de 50 artículos en este medio y de ellos sacaré lo más destacable. Comencé el año hablando de violencia, esta vez en Colombia, pero de la cual no se escapa ningún país. A lo largo del año escribí algunas columnas que se referían a ella y daba cuenta de hechos concretos e incluso finalizaba el año haciendo un llamamiento, un ¡basta ya!: la ley no nos protege contra la violencia y da más importancia a temas como la propiedad intelectual. Dos agentes fallecidos y dos más quedaron graves por agresiones en cumplimiento del deber, es el balance más trágico que puedo sacar.. Un hincha de fútbol muerto de la manera más salvaje posible, es evidente que algo grave está ocurriendo en este país.

Los ciudadanos cada vez pierden más la confianza y la fe y todo tiene un límite; si se maltrata a un pueblo es este mismo el que termina por no respetarlo. El Estado se ve impotente y, lejos de entender las causas, toma el camino más fácil y beneficioso para ellos, pero, inadecuado. Ya lo decía Rousseau en el Contrato Social: toda ley que el pueblo en persona no ratifica, es nula.

No puedo mentir y lo reitero como lo hice en su día, me encantó el Auto del magistrado-juez del Juzgado Central de Instrucción Pedraz Gómez relativo al caso Couso, es magistral, una lección de Derecho y honestidad para nuestra clase política.

Por lo demás, los mismos conflictos eternos, como el de Israel y Palestina, que siguen en su línea habitual; Marruecos y el Sáhara con sus preciadas minas de fosfatos. Aunque tomó auge un conflicto que permanecía latente entre Ucrania y Rusia, y EE.UU. tembló y la UE, auspiciada por este, se involucró. Ahora Canarias ve cómo su turismo ruso decae y pierde las buenas cifras que mantenía. No podría dejar atrás el ébola que nos amilanó a todos y aunque parezca que la epidemia ha desaparecido, lo cierto es que no, simplemente ha sido medianamente controlada, lo que ocurre es que ya no es un trending topic.

El tema del año en Canarias ha sido el petróleo y en Cataluña su deseo de bajarse de este barco llamado España. Ambas CC.AA. pusieron sobre la mesa la necesidad de contar con un plebiscito.

El 2015 se presenta para algunos de manera esperanzadora y para otros con escepticismo, es un año de elecciones y ya vimos cómo en el presente año las elecciones europeas estuvieron marcadas por el auge de los partidos populistas, ahora los sondeos indican que Podemos ganará. Veremos qué ocurre.

No podría cerrar sin recordar a la víctima del temporal del pasado 19 de octubre o al agente Abril (403).

www.sergiogarciacruz.com