X
BALONCESTO >

Un paso más lejos de la Copa del Rey

   
Nico Richotti lanza a canasta en el encuentro de ayer. / FRAN PALLERO

Nico Richotti lanza a canasta en el encuentro de ayer. / FRAN PALLERO

JUAN S. SÁNCHEZ | La Laguna

Se esfuman las opciones del Iberostar Tenerife para estar en la Copa del Rey. Se desvanecen porque ayer cedió ante el Bilbao Basket en un partido muy malo de los locales ante uno de los equipos más enchufados de la competición.

Los aurinegros sobrevivieron al tiroteo inicial de Wragge y Mumbrú desde el triple (2-6) respondiendo con un juego dinámico y un Richotti hiperactivo. Con estos ingredientes el Iberostar se fue al frente, pese a que Sekulic no ejercía de arma letal como viene siendo habitual en los últimos partidos (14-14, minuto 8).

El montenegrino andaba perdido. No conseguía levantar los balones que caían en sus manos y la defensa bilbaína, con continuas ayudas encima suya, consiguió su propósito de llevar el partido al ritmo que mejor le convenía ya con Raúl López sobre la cancha. Sin canastas de Sikma ni de Sekulic en todo el primer cuarto, la escuadra lagunera acabó el periodo cinco puntos arriba (21-16) con triple final de Úriz.

Lampropoulos, en dos minutos, ya aportó numéricamente más que Sekulic al que Martínez mandó a reflexionar al banquillo al inicio del segundo cuarto. Sin embargo, el heleno olvidó algunas obligaciones defensivas y propició el regreso del montenegrino (25-25, minuto 14). El partido parecía de Final Four y en él surgió Levi Rost con cinco puntos seguidos para devolver la ventaja a los locales. Con Wragge y Andjusic ejerciendo de francotiradores volvió una ventaja visitante que Colom aumentó con un último tiro libre (41-43) después de que el partido se calentara tras un enganchón entre Sekulic y Williams.

La segunda parte arrancó con canasta de Sikma y un dos más uno de San Miguel al que López dio réplica con un triple, Todorovic con dos libres y Hervelle con una bandeja fácil para poner la máxima renta visitante (46-52) hasta el momento. Con Sekulic en su versión escopeta de feria la ventaja visitante siguió creciendo y es que el jugador franquicia aurinegro no atinaba en ningún lado de la cancha y arrastraba a su equipo al estado de depresión deportiva que él evidencia.

Con Tsairelis pensando en Grecia el juego interior local fue maltratado por la rotación visitante y el partido no tenía buena pinta para los aurinegros (55-63, minuto 30). Se complicaba la victoria, se complicaba la Copa. Y más con otro parcial nada al comenzar el último cuarto que dinamitaba el marcador (55-72) tras cinco minutos sin anotar.

La primera canasta de Sekulic en todo el duelo fue contrarrestada sobre la marcha por un dos más uno de Colom (59-77, minuto 36) con el público empezando a desfilar por los vomitorios del Santiago Martín. El Canarias era un quiero y no puedo y a su rival le salía todo, incluido un triple con distancia NBA de Mumbrú.

Quedaba todo el género vendido. La única motivación estaba en ver como los jugadores maquillaban sus números individuales y en observar a los árbitros justificando todo lo que no habían pitado con anterioridad cuando el compromiso ya estaba decidido. Fueron demasiados los minutos de la basura, demasiados para un equipo que no está acostumbrado a perder de esta manera. La Copa está un paso más lejos.

El Real Madrid entra en crisis

El Barcelona sumó su cuarta derrota liguera de la temporada en Compostela, donde un gran Rio Natura Monbus Obradoiro aprovechó la resaca del clásico que arrastraba su rival, mientras que el Valencia Basket quebró con contundencia la buena racha del FIATC Joventut (83-66) y el CAI Zaragoza se impuso al Laboral Kutxa Baskonia (105-94). Sin embargo la principal noticia que dejó la jornada fue la nueva derrota que encajó el Real Madrid. El Unicaja Málaga reforzó su liderato en solitario a costa de los blancos, a los que derrotaron (99-92), tras un partido con prórroga en el que el club blanco no logró sobreponerse a la reciente derrota ante el Barcelona pese al gran partido de Rudy Fernández (24 partidos), mientras que Fran Vázquez (23 puntos, 10 rebotes) fue el mejor de los locales.