X
NACIONAL >

Rajoy y Sánchez escenifican sus discrepancias sobre la reforma

   

EUROPA PRESS | Madrid

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, resaltó ayer que las “prioridades” en España no pasan por una reforma de la Constitución, sino por continuar con el proceso de reformas económicas para salir de la crisis y aprobar las medidas para mejorar la lucha contra la corrupción. Por eso, pidió seriedad al PSOE, porque en “estas cosas no se puede frivolizar”.
La Constitución “se puede reformar, pero es muy importante que tengamos muy claro qué es lo que se quiere reformar y seamos serios”, declaró Rajoy a su llegada al trigésimo sexto aniversario de la Carta Magna, un acto al que acudió acompañado por varios de sus ministros.

De hecho, dijo que no se cierra a estudiar cambios muy concretos y puso como ejemplo el de artículo 135 de la Carta Magna, que en verano de 2011 pactó con el entonces presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, para fijar la estabilidad presupuestaria.

“Si hay algún tema muy concreto, como el que he hecho referencia y si el PSOE cumple luego su palabra, yo no estaría en desacuerdo”, aseveró. Después, en una charla informal con los periodistas en el Congreso, Rajoy no ocultó su malestar por la actitud del PSOE con ese precepto. Llegó a comentar que eso de querer cambiarlo ahora es “una broma” que da una imagen “patética” de España. Por su parte, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, confirmó que va a seguir “tratando de convencer” a Mariano Rajoy, de que “la mejor manera de defender” la Carta Magna” es “renovarla, actualizarla a los parámetros del siglo XXI”

En un discurso que disgustó al PSOE, el presidente del Congreso, Jesús Posada, llamó a evitar cualquier uso “partidista”, “interesado” y “oportunista” de la Constitución y a ser “prudente” sobre su hipotética reforma. “La dinámica social exige adaptarse de forma permanente, pero la Constitución debe tender a ser un marco de coincidencias, no de discrepancias”, enfatizó.

Comenzó su alocución recordando al ya fallecido Adolfo Suárez, “sin cuyo liderazgo político, visión de futuro y empeño personal” por la concordia entre los españoles “no habría sido posible” la Constitución que hoy cumple 36 años.

Cuatro presidentes regionales

El Congreso de los Diputados acogió al ceremonia con notables ausencias. Solo se dieron cita cuatro de los diecisiete presidentes autonómicos: Alberto Núñez Feijóo (Galicia), Alberto Fabra (Comunidad Valenciana), Alberto Garre (Región de Murcia) y Luisa Fernanda Rudi (Aragón).