X
otras coordenadas >

La simplificación, el REF, el vino y el mamotreto – Por Hugo Luengo

   

A lo largo del año que acaba hemos venido desde esta tribuna opinando de diversos temas de actualidad e interés para Canarias. La actual volatilidad política sitúa los mismos en el centro de las decisiones y traslada su responsabilidad al campo político, que parece que ni está ni se le espera. La acción de trasladar por ellos los conflictos hacia un supuesto enemigo exterior, dice poco de su nivel de responsabilidad y también del descompensado valor de una sociedad civil, que en Canarias no se posiciona. Resumimos el año en cuatro temas de referencia.

1. El REF. La nueva Ley del Régimen Económico y Fiscal para Canarias, en aprobación por Madrid y Bruselas, entrará en vigor el 1 de enero para el periodo 2015-2020. Triste espectáculo la gestión institucional entre Canarias y Madrid, cuyos desencuentros han lastrado los tímidos resultados conseguidos. Nunca le viene bien a Canarias mantener conflictos innecesarios con Madrid, no sólo porque su balanza fiscal sea negativa en unos 4.300 millones de euros, sino porque negociar exige encontrar posiciones comunes de cara a Bruselas, que hoy aprueba las decisiones importantes. Abordar posturas de mayor calado, en el ámbito de nuestro papel de RUP, como la minoración del 50% de las cuotas empresariales de la Seguridad Social, o del 50% del IRPF y Sociedades, como han reclamado diferentes sectores, sólo son posibles en el encuentro. Como la aplicación de la RIC en África, o el propio impulso a la ZEC, que también obligan al acuerdo.

2. La simplificación. Desde esta columna y por años venimos opinando en contra del desenfocado y erróneo proceso de simplificación administrativa del Gobierno de Canarias. Y desde aquí hemos valorado el mismo, al estar operando en contra de la legislación de liberación de servicios, la conocida Directiva Bolkenstein, enredando el tema ambiental y no atendiendo el principio de una Administración una competencia. Ley que nacerá muerta y se sumará al imparable proceso de simplificación, cuya no asunción por el Gobierno de Canarias, está provocando también los conflictos ligados a la Ley de Modernización Turística del 2013 y sus derivadas insulares, o la nueva Ley de Inversiones Estratégicas para Canarias, que tampoco aborda los temas de fondo. Hay que simplificar para todos y de verdad, responder a las necesidades de la sociedad civil en su conjunto.

3. El mamotreto. Paradigma de los errores de la gestión municipal. Incrementado todo ello por el desajuste de haber contaminado la legislación administrativa con la penal. Sumado a un proceso donde no se ha respetado el principio de inocencia, se hace una incorrecta calificación por los técnicos y sus pruebas y no se respeta la prevalencia del derecho administrativo sobre el penal. Tampoco este mismo en su obligación de intervención y penas mínimas. Indicador de los errores del sistema, ligados a la necesidad de simplificar, con claridad y seguridad jurídicas. Despotismo desilustrado, que traslada sus conflictos al externo y, en el caso de Santa Cruz, jugando todos contra todos. Se olvida que la prioridad de la acción pública, también la judicial, es servir al ciudadano.

4. El vino. Comparto la opinión de que el vino prospera en “ambientes liberales y cristianos”. Libertad para un medio que se define maduro en Canarias, contra la propia Administración insular que lo niega, al tiempo que engaña al sistema y permanece ilegalmente en el mismo haciendo competencia impropia, con una sociedad mercantil en situación económica límite. El vino con más de 5.000 años de historia conocida, fue culturalmente integrado con el cristianismo, que convirtió su consumo moderado en fuente de salud, placer y cultura. El vino posee la cadena de valor agraria más larga, hace que su desarrollo ofrezca especiales ventajas, que se suman a su papel activo en la conservación del paisaje y medio ambiente, y con ello en el turismo y el autoconsumo.

Recibimos con alegría el 2015, donde el REF, la simplificación, el mamotreto y el vino encontrarán mejor camino. Otra Canarias es posible, donde la globalización y lo local coincidan. No son amenazas sino oportunidades. Para mejorar el empleo, la economía, el comercio, el turismo. Reducir el peso de la Administración y sus impuestos, mejorará con ello nuestra economía.

*Arquitecto y Urbanista.Presidente de AVIBO y DOP Islas Canarias