X
internacional >

La UE y Rusia constatan el “grave” deterioro de su relación bilateral

   

EUROPA PRESS | Bruselas / Moscú

La Alta Representante de Política Exterior de la UE, Federica Mogherini, y el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov, constataron ayer el “grave” deterioro de las relaciones bilaterales entre la Unión Europea y Rusia, como consecuencia de la crisis en Ucrania. “La Alta Representante y el ministro Lavrov han coincidido en que la crisis en Ucrania a afectado gravemente y sigue afectando las relaciones entre la Unión Europea y Rusia”, indicó en un comunicado el Servicio Europea de Acción Exterior que dirige Mogherini.

Los jefe de la diplomacia rusa y europea mantuvieron un encuentro ayer en Basilea (Suiza) aprovechando la presencia de ambos en la reunión ministerial de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) que se celebra en la ciudad suiza.

El deterioro de las relaciones bilaterales fue uno de los “principales asuntos” tratados durante un encuentro en el que también abordaron otras cuestiones de interés común, como el proceso de paz en Oriente Próximo, la situación en Siria y el estado de las negociaciones de la comunidad internacional con Irán sobre su programa nuclear.

El presidente ruso, Vladimir Putin, defendió ayer su política respecto a Ucrania y en particular la anexión de la península de Crimea por parte de Rusia y arremetió nuevamente contra las sanciones adoptadas por Occidente contra Moscú. En su discurso anual ante las dos cámaras del Parlamento ruso, Putin comenzó resaltando la histórica y legítima anexión de la península de Crimea y la ciudad de Sebastopol el pasado mes de marzo y equiparó el valor que este territorio tiene para Rusia con el que tiene el Monte del Templo en Jerusalén.
Asimismo, criticó el “golpe violento” en Ucrania y defendió que Moscú ha adoptado una política “correcta” respecto a los acontecimientos en el sureste del país, donde desde abril separatistas prorrusos están enfrentados al Gobierno de Kiev. En este sentido, dejó claro que para Rusia la “soberanía es esencial” y advirtió de que las sanciones perjudican a todas las partes, no solo a quien le son impuestas.
En este punto, según recogen los medios rusos, el presidente recurrió a las comparaciones históricas y apeló a “aprender las lecciones” del pasado, recordando que Hitler no consiguió acabar con Rusia durante la Segunda Guerra Mundial.