X
CD TENERIFE >

Uli Dávila, muy cerca de desvincularse

   
El dirigente palmero, en la Junta de ayer. / SERGIO MÉNDEZ

El dirigente palmero, en la Junta de ayer. / SERGIO MÉNDEZ

MARTÍN-TRAVIESO | Santa Cruz de Tenerife

Uli Dávila, el que en verano los dirigentes vendieron como el jugador franquicia del presente ejercicio, está muy cerca de desvincularse de la entidad blanquiazul, según anunció ayer el presidente Miguel Concepción. Se consuma así un fracaso más en la política de fichajes de esta temporada.

Con la de Uli ya serían cuatro las incorporaciones que se efectuaron antes del inicio del campeonato y que no cumplieron su contrato. Jacobo Ruso García y Juan Carlos García abandonaron la disciplina del equipo de Cervera incluso antes de que se reabriese el mercado de fichajes. “Casi tenemos cerrada la salida de Uli. En los próximos días podremos confirmarlo”, dijo el presidente de la entidad, quien además reconoció que el problema del mediapunta ha sido de “falta de adaptación”. “El representante no está contento, su club propietario tampoco está contento y si hay un arreglo, como me ha anunciado el secretario técnico, yo creo que es lo mejor para el jugador y para el club”, sentenció el dirigente palmero, quien además desveló las intenciones de la dirección deportiva para el mercado de fichajes que está a punto de abrirse: “Estamos negociando con un delantero, con un portero y con un jugador que puede emplearse por ambas bandas”.

Obviamente, en este sentido no ofreció nombres, salvo en el caso del guardameta. Es un secreto a voces que el elegido es Dani Hernández, quien tiene que recibir el visto bueno de su club, el Valladolid, para poder fichar por el Tenerife. “Aproveché la comida de Navidad que ofreció la RFEF para hablar con Carlos Suárez. Me dijo que están haciendo gestiones para contratar a un portero de cara a dos o tres temporadas. Si lo consiguen en enero no hay problema, pero no pueden quedarse sin portero suplente si no viene. Yo eso lo entiendo, por lo que si eso no se culmina rápido, imagino que la dirección deportiva estará ya mirando para otro lado”, explicó el empresario.

Respecto a estos fichajes, Concepción desea que estos refuerzos lleguen en el mes de enero, “preferiblemente en la primera semana, porque si traemos a alguien es para aportar”, dijo. Y sobre más salidas descartó que fuera a salir algún jugador más, salvo que alguno tenga ese expreso deseo. En este punto se le preguntó por Guarrotxena: “Queremos que siga, pero él si quiere salir, no le vamos a cortar la salida”. También se refirió al supuesto interés del Real Madrid por el joven portero Carlos Abad. Afirmó que al Tenerife nadie del club blanco se ha dirigido por este futbolista. Aún así, señaló que “el portero tiene contrato en vigor con nosotros, estamos en observación, cada partido está mostrando más cosas y no me gustaría lo que nos pasó con Ayoze”.

Durante la Junta de Accionistas, Concepción encontró mucha oposición en la votación del primer punto del orden del día, el de la aprobación de las cuentas. Tras defenderse ante los accionistas, hizo igual ante la prensa: “Las cuentas están auditadas y están muy claras. En un momento dado, un grupo de empresarios acceden a comprar una parcela del club para bajar el activo y que el club pueda sacar viabilidad y eso genera un IGIC. De los ocho empresarios algunos han podido pagarlos y otros no. Yo, por ejemplo, lo debo de una de mis empresas y lo tengo registrado en el pasivo concursal. SOAC, una de mis empresas, le debe ese dinero al Tenerife y así está reflejado en el registro mercantil. Cuando se apruebe el convenio, tendré que pagarlo. La deuda está reconocida y los accionistas que no han pagado tienen que pagarlo, no puedo explicar más. No sé de qué manera lo puedo explicar. Si quieren buscar otras vueltas, eso es otra cosa”, dijo.

Pier, respaldado

Pier acudió a la Junta con más de 1.000 accionistas que le confiaron su voto, un dato que refleja que la sociedad no está muerta. “Es de las veces que más accionistas representados hay. El presidente tenía 333 y yo 1.100. Eso indica que el accionista quiere moverse y preocuparse por lo que se mueve en el club”, dijo el exjugador, quien se mostró satisfecho de que el pequeño accionista le esté mostrando su respaldo: “Lo que intenté en esta asamblea era que los pequeños accionistas estuvieran representados, al margen de que tengamos controlado un paquete accionarial importante, pero no era el momento de competir en acciones. Que yo haya podido representar a más de 1.000 accionistas demuestra que la gente se quiere movilizar. El pequeño accionista tiene que empezar a considerarse importante”. Uno de los puntos más calientes de la noche estuvo en la votación del primer punto del orden del día, la aprobación de las cuentas. Pier incluso cambió el sentido del voto de uno de los accionistas que le había confiado sus acciones para votar finalmente en contra. “He votado no porque no me ha quedado claro lo que nos han explicado. El 74% de los accionistas que estaban representados en la sala votaron no. Ese es un dato clave. Es verdad que luego el número de acciones es otra cosa, pero sigue habiendo la duda de por qué están esos 300.000 euros en pérdidas. Yo nunca he visto que unos consejeros deban al club. Creo que este asunto debería aparecer reflejado en las cuentas anteriores y falta transparencia”, concluyó Pier Luigi Cherubino.