X
ON AIR >

¡Viva la Revolución! – Por Óscar Herrera

   

Numerosas bajas y efectivos importantes fuera de combate. Ante este escenario aparece de nuevo en el horizonte la figura de Uli Dávila. El azteca, que se desmarcó del equipo con una entrada destemplada y fuera de lugar en Palamós, vuelve a estar disponible para Álvaro Cervera, y se apunta para ser el revolucionario que agite el juego de un Tenerife ralo y lineal. Ulises Dávila no es Emiliano Zapata, pero debería seguir los pasos de su compatriota y proceder a una revolución tan necesaria como urgente. Zapata lideró a principios del siglo XX un movimiento revolucionario en México, siendo todo un símbolo de la resistencia campesina. El general Zapata proclamó y propagó como lema aquello de “la tierra es de quien la trabaja”. Evidentemente, Uli no tiene la fisonomía ni el carácter guerrillero de Emiliano Zapata, teniendo más rasgos propios de otro compatriota suyo como Carlos Santana. Santana, un virtuoso de la guitarra y Uli un virtuoso del balón; aunque el virtuosismo del ex del Córdoba todavía no lo haya sacado a relucir en Tenerife. Seguramente porque tampoco ha tenido continuidad, algo que Uli debe seguir reclamando a base de cumplir los protocolos futbolísticos de Álvaro Cervera. Sea como sea, queremos ver a Uli, y tal vez este período antes de Navidad sea el oportuno antes de dar por finiquitada la revolución que nunca llegó.