X
ECONOMÍA >

Zamorano: “El sector turístico es importante, pero hay que diversificar”

   
Francisco Javier Zamorano Presidente del Grupo CIO (Compañía de las Islas Occidentales) / SERGIO MÉNDEZ

Francisco Javier Zamorano
Presidente del Grupo CIO (Compañía de las Islas Occidentales) / SERGIO MÉNDEZ

MARÍA FRESNO | Santa Cruz de Tenerife

Grupo CIO es un ejemplo de empresa familiar, que gracias a su apuesta por el sector del turismo a través del Gran Hotel Bahía del Duque Resort, ha conseguido un alto nivel de penetración en los mercados internacionales. La facturación consolidada del grupo ha aumentado un 22% en los últimos cuatro ejercicios, cuyo beneficio neto se ha multiplicado por seis. Por otro lado, el endeudamiento bancario total se ha reducido en torno a los 60 millones de euros, lo que representa un descenso de un 60% aproximadamente. La cifra total de empleados ha aumentado un 15% estando al cierre del último ejercicio sobre los 900 trabajadores. Solo el Gran Hotel Bahía del Duque Resort ha incrementado su Ebitda, hasta noviembre, un 11,37% con respecto al año anterior.

-Las cifras hablan por sí solas. ¿Cuál es el éxito del grupo?

“Bueno, quizás una de las virtudes que tiene el grupo CIO es su diversificación: sector turístico y servicios, inmobiliario, industrial… Y ahora queremos apostar por la internacionalización. En la época del tabaco ya lo hicimos y teníamos fábricas en el exterior. Por tanto, tenemos la experiencia y queremos extrapolarla al sector turístico. Tras el parón de la crisis, estamos dando el siguiente paso y haciendo estudios de mercado para seguir creciendo con Bahía del Duque y con la marca paraguas que hemos creado que es Tais Collection. Queremos darla a conocer en otros lugares, pero también le digo: no tenemos prisa. Buscamos la oportunidad y el sitio y si llegan pues vamos a por ello”.

-¿Hay algún mercado específico en el que hayan pensado, como por ejemplo Latinoamérica?

“Al movernos en el segmento del lujo, en principio hemos pensado en mercados que sean exclusivos y donde, a la vez, nosotros seamos fuertes y en este punto es Europa donde mejor nos movemos: Benelux, Alemania, Inglaterra o Escandinavia, entre otros”.

-El turismo es la gallina de los huevos de oro en Canarias. Nuestro sector estrella. Usted que vive el día a día en este mundillo, ¿cree que las Islas deberían apostar también por otros sectores o, por el contrario, piensa que el actual modelo nunca se va a agotar?

“Como empresario turístico evidentemente confío muchísimo en este sector. Pero también le digo que poner todos los huevos en la misma cesta siempre es malo. Mire, el sector turístico siempre será importante y el resto son más difíciles de paliar. La industria, por ejemplo, se topa con las limitaciones del transportes que es mucho más caro que en Península. O también las limitaciones que tienen las Islas para crecer. Pero le digo una cosa: a nivel mundial, ahora mismo hay 1.100 millones de viajeros; en 2020 seremos 1.400 millones y en el 2030 unos 1.800 millones. ¿creceremos porcentualmente de la misma manera? No lo sé. Pero espacio para seguir creciendo en turismo hay, porque el número de viajeros seguirá creciendo. Asia, países del Este o sudamérica son mercados importantes”.

-¿Y el peninsular?

“No tanto. En nuestro caso, el mercado nacional pasó de segundo a quinto mercado y ahí sigue todavía. Tenemos una cuota del 6% y teníamos, antes de la crisis, más de un 20%. Se ha recuperado mucho más el mercado inglés, alemán, suizo, benelux, que el español”.

-Hay quien no entiende que con más de 12 millones de visitantes anuales, Canarias tenga una tasa de paro que supera el 32%. ¿Puede asumir turismo el
desempleo de otros sectores?

“Es imposible. Desde 2009, el sector turístico ha recuperado en torno a los 19.000 empleos, pero no puede paliar el resto de sectores. Mire, la empleabilidad del sector turístico es muy elástica porque depende mucho de las temporadas de ocupación. Con respecto a las criticas sobre las condiciones de los empleos, le diré que al hotelero le interesa que el empleo sea estable, porque el éxito será siempre darle un buen servicio al cliente y que éste salga satisfecho de la instalación. Y si tienes un empleo temporal o inestable se termina notando en el cliente. El buen servicio se da con aquel empleado que se siente parte de la empresa y por eso el hotelero es el primer interesado en que el empleo sea estable”.

-Ustedes que tratan el segmento de lujo tendrán muy en cuenta la formación. ¿Les cuesta encontrar empleados? ¿Echan en falta más preparación?

“Sí, mucho. Sobre todo el idioma. De entrada, en Canarias debería estar instalado ya el bilingüísmo. Se están haciendo algunos pinitos en algún colegio concertado, pero ciertamente es un problema de educación. Somos un destino turístico donde el idioma no debería ser un problema, porque no se trata solo del que trabaja en un hotel, sino de toda la oferta complementaria: taxistas, comercios, restaurantes…También es importante, después, que tengamos un grado de turismo reconocido como tienen en Suiza”.

-¿Están los rusos tomando el sur de Tenerife?

“Bueno, es cierto que es un mercado que gasta mucho, pero aún no es nuestro principal mercado, pero está entre los cinco primeros. Ahora hay que ver qué pasa con toda la crisis de Ucrania y la bajada del rublo, porque es un mercado que tiene mucho potencial”.

-A día de hoy no hay ningún dato oficial que confirme que la extracción de petróleo en zonas turísticas perjudique al sector. No hay ejemplos de caídas brutales de visitantes en destinos que tienen plataformas petrolíferas en sus aguas. ¿Cree que las prospecciones perjudicarán al destino Islas Canarias, como insistentemente argumenta el Gobierno regional?

“Mire, con todo esto del petroleo falta información. Por ello, le digo que no estoy ni en contra ni a favor porque me falta información. Pero con datos objetivos, hay muchos petroleros que pasan por delante de nuestras costas. No sé que plan de seguridad tienen porque nunca se ha dicho nada sobre eso y tampoco sé si se puede evitar. Otro dato objetivo: los marroquíes están haciendo sondeos aquí al lado ¿tenemos riesgo ahí también? Falta información también sobre los beneficios que vamos a obtener si finalmente se encuentra petróleo o gas. En mi opinión ha faltado diálogo entre los políticos para que esta información que nos falta fluyera y llegara a los ciudadanos. Ha habido más confrontación que otra cosa y al final estamos mal informados. Faltan datos para tomar una decisión. Para tomar parte o tomar una decisión necesito más información y en este caso, no la tengo”.

-¿Está en venta el Bahía del Duque?

“Falso. Ni ha estado, ni está, ni espero que este nunca, porque es nuestro buque insignia irrenunciable y, al contrario de vender lo que estamos haciendo es crecer”.