X
ECONOMÍA >

El 76% de los empresarios canarios confía en mantener o aumentar su cifra de negocio en 2015

   
cámara de comercio

El ICE fue presentado en la mañana de este lunes por el director general de la Cámara de Santa Cruz de Tenerife, Vicente Dorta, y el secretario general de la Cámara de Comercio de Lanzarote, Bernardino Jiménez./ DA

EUROPA PRESS | Santa Cruz de Tenerife

El 76% de los empresarios canarios confía en mantener o incrementar su cifra de negocio en el primer trimestre de 2015 frente al 24% que opina que el movimiento de sus cajas registradoras descenderá con respecto a los resultados del último trimestre del pasado año, según refleja el Indicador de Confianza Empresarial (ICE) correspondiente al cuatro trimestre de 2014 y Perspectivas económicas 2015 elaborado por las Cámaras de Comercio de Canarias con la colaboración del ISTAC.

El “extraordinario comportamiento” del sector turístico durante 2014, el repunte del consumo familiar, así como una mayor fluidez del crédito son algunos de los factores que están repercutiendo en una evolución positiva de los resultados de las empresas canarias y de la confianza de sus promotores, informa la Cámara de Santa Cruz de Tenerife en una nota. De hecho, Canarias es la séptima Comunidad Autónoma que percibe con mayor optimismo la evolución de la coyuntura económica y la segunda junto con Madrid y después de Cataluña, con los resultados empresariales y las expectativas más positivas de cara a los primeros compases de 2015.

El ICE fue presentado en la mañana de este lunes por el director general de la Cámara de Santa Cruz de Tenerife, Vicente Dorta, y el secretario general de la Cámara de Comercio de Lanzarote, Bernardino Jiménez. El acto también contó con la participación de las directoras del el Servicio de Estudios Económicos de la Cámara de Comercio de Santa Cruz y de Gran Canaria, Lola Pérez y Loly Franco, respectivamente.

El ICE es una encuesta de opinión que se realiza a más de 1.000 empresarios pertenecientes a todos los sectores económicos en la que se abordarán los resultados por sectores, así como los factores que están limitando la actividad de las empresas canarias en estos momentos. Se elabora a partir de las opiniones de los empresarios sobre la evolución de sus negocios en el trimestre que acaba de finalizar y sus expectativas de cara al trimestre entrante.

 

PRUDENCIA E INCERTIDUMBRE

Aunque la prudencia es la tónica general del empresariado canario ante un contexto todavía de incertidumbre, los síntomas de recuperación de la actividad económica se están dejando sentir en las filas del empresariado canario. Su confianza sobre la evolución de la coyuntura económica sigue avanzando, aunque de forma más moderada, hasta alcanzar un 1,2% en el último trimestre del pasado ejercicio, lo que se traduce en un ICE de 124, un punto por encima del registrado para el conjunto del país. En el marco de este contexto moderadamente positivo, el 59% de los empresarios afirma que su cifra de negocio se mantendrá mientras el 17,1% confía en que ampliará su cuota de mercado y venderá más productos o servicios.

Por lo tanto, más de un 76% de los promotores empresariales muestra estabilidad en el desarrollo de sus negocios, y frente a éstos, el 24% restante considera que sus resultados descenderán con respecto al os obtenidos en el último trimestre de 2014. En cuanto al ICE por islas, los empresarios que más optimismo demuestran son los de Tenerife, seguidos de los de Lanzarote, Fuerteventura, La Palma y Gran Canaria. Los más pesimistas son los de El Hierro junto con los de La Palma.

Las dificultades de financiación van perdiendo intensidad al afectar a un 40,8% de los empresarios en enero de 2015, un 10,4% menos que a los que afectaba en enero de 2014, y un -16,5% si la comparativa se hace con enero de 2013.

En cuanto a la evolución de la confianza empresarial por sectores, todas las actividades económicas, salvo el transporte y la hostelería, consiguen mejorar su nivel de confianza. La debilidad de la demanda continúa siendo el principal factor limitador para el desarrollo de la actividad empresarial de Canarias, seguido del aumento de la competencia, lo que indica una mayor dinámica empresarial. Las dificultades de financiación van perdiendo intensidad al afectar a un 40,8% de los empresarios en enero de 2015, un 10,4% menos que a los que afectaba en enero de 2014, y un -16,5% si la comparativa se hace con enero de 2013.

También pierde peso en el porcentaje de respuesta la insuficiencia de capacidad instalada frente a las dificultades de encontrar personal cualificado, que aumenta levemente afectando al 10,6% de los empresarios encuestados. Con un 15,6% de respuestas las empresas de transporte y hostelería son las que más dificultades encuentran para encontrar mano de obra adecuada para los puestos que ofrecen. Por su parte, la construcción es el sector económico con mayores dificultades financieras, afectando al 60,4% de las empresas, un 19,3% menos que hace dos años.

 

MÁS REFORMAS, MENOS RECORTES

A tenor de los datos del ICE, Vicente Dorta llamó la atención sobre la actitud prudente del empresariado frente a un contexto de leve recuperación, pero todavía con múltiples incertidumbres. “Nos encontramos en un momento estratégico, donde lo que hay que seguir primando son las reformas pendientes y no los recortes”, señaló.

En este sentido, apuntó a la necesidad de afrontar una verdadera reforma de administración pública, especialmente en cuanto a la simplificación y agilización administrativa en la que “poco o nada se ha avanzado en estos últimos años, ya que se siguen frenando numerosos proyectos de inversión”.

También demandó un mayor compromiso presupuestario del sector público destinado a la dinamización de la actividad económica y la inversión productiva.

 

EMPLEO COMO PRIORIDAD

“(…)es importante que más allá del efecto de arrastre del sector turístico, el resto de los sectores económicos se vayan recuperando”

Por su parte, el secretario general de la Cámara de Lanzarote hizo especial hincapié en la necesidad de seguir apoyando a las pymes porque son las principales generadoras de empleo y al colectivo de emprendedores. “El empleo es el principal hándicap que tiene Canarias y es importante que más allá del efecto de arrastre del sector turístico, el resto de los sectores económicos se vayan recuperando, para que se inyecte un mayor dinamismo al mercado de trabajo”, comentó Bernardino Jiménez.

En ese sentido, explicó que “la tasa de paro de las islas es inasumible y que hay un gran porcentaje de mano de obra que no puede ser absorbida por el sector turístico, dado que su cualificación profesional, no responde a los perfiles demandado por este”.

Por ello puntualizó la necesidad de “relanzar” la actividad de sectores que también son estratégicos en la economía canaria como la construcción a través de planes de modernización, rehabilitación y reformas, además de buscar su internacionalización y sus industrias auxiliares.