X
POLÍTICA >

Abreu dice que es candidato, ya que su caso no es corrupción

   

V. P. | Santa Cruz de Tenerife

El vicepresidente del Cabildo tinerfeño, Aurelio Abreu, aseguró ayer que “no es lo mismo” estar imputado por “un tema estrictamente administrativo”, como considera que le ocurre a él, que por “corrupción por asuntos urbanísticos o recursos económicos”. Por ello, dijo que no renunciará como candidato del PSOE a presidir esta institución, aunque aclaró que si se le abriera juicio oral (línea en la que el nuevo código ético nacional del PSOE fija la incompatibilidad para una candidatura o cargo) tendrá “la responsabilidad y la conciencia” de tomar una decisión.

Abreu es investigado por presuntas prevaricación y malversación de fondos públicos cuando era alcalde de Buenavista, al adjudicar a dedo y abonar la redacción de un proyecto por 160.000 euros, causa en fase de instrucción.

En Teide Radio, reivindicó el derecho a la presunción de inocencia y que “no se condene a nadie por el mero hecho de estar imputado”. Así, defendió que sigan en política compañeros de partido en esa situación, como Gumersindo García, que será juzgado también por adjudicar una obra sin concurso, y de quien dijo que “si por mi fuera, es un baluarte que no puede perder” el PSOE, pues además “la Federal le ha autorizado a seguir en su puesto”, aunque respetó su decisión de no repetir como candidato.

En esta línea se refirió a Casimiro Curbelo (imputado por cohecho y otros cargos en el caso Telaraña). Sobre Ana Lupe Mora, alabó su labor como consejera de Medio Ambiente del Cabildo , y no quiso valorar el caso Varadero, en el que irá a juicio la exedil de El Rosario por aprobar una urbanización ilegal de mil viviendas en suelo rústico protegido en un plan del propio Cabildo.