X
TENERIFE >

Alonso propone cambiar el horario de la ULL para evitar las colas en la TF-5

   
El Cabildo ya trabaja en varias mejoras de los enlaces de la TF-5. / S.M.

El Cabildo ya trabaja en varias mejoras de los enlaces de la TF-5. / S.M.

JESSICA MORENO | Santa Cruz de Tenerife

En los últimos meses la autopista del Norte (TF-5) ha vuelto a recuperar las importantes retenciones de tráfico a primera hora de la mañana en dirección al área metropolitana. Aunque se trata de un problema que viene de hace más de una década, la intensidad de las colas se ha retomado tras unos años de leve mejoría, provocando que los conductores tarden hasta tres veces más en realizar a diario su recorrido habitual.

Con el fin de resolver esta problemática, que afecta a miles de ciudadanos, desde el Cabildo se está trabajando en una serie de medidas entre las que se encuentra una reordenación de los enlaces de la TF-5 y la puesta en marcha de un carril para guaguas y alta ocupación. Incluso, este año se ha previsto una partida de 800.000 euros -que irán en aumento- para comenzar las citadas obras.
Otra de las propuestas lanzadas por la Corporación insular es modificar los horarios en los centros académicos, como así señaló ayer el presidente de la Institución, Carlos Alonso. Para el mandatario esta sería una solución, puesto que asegura que “en vacaciones no se producen estas retenciones”. De esta manera, modificando el horario de entrada de colegios, institutos y, sobre todo, la Universidad de La Laguna (ULL), según indicó, las colas a primera hora de la mañana podrían reducirse. Por último, reconoció que probablemente por la leve recuperación económica ha aumentado el número de coches que se desplaza por esta vía hacia el área metropolitana, lo que ha desembocado en la recuperación de las retenciones.

Alonso explicó a este medio, que la solución más factible es retrasar en media hora el inicio de las clases en algunos de los centros de la ULL cuyo horario no esté tan ajustado. “La decisión es de la Universidad, por lo que hablaremos con ellos tras las elecciones del rector para ver la posibilidad de instaurarlo para el próximo curso”, indicó. Esta medida, según el presidente, también podría ponerse en marcha en algunos colegios cercanos a la autopista. Aún así, matizó que el Cabildo realizará un estudio más profundo para analizar los motivos de la movilidad y poder resolver mejor la problemática.

Por su parte, el consejero insular de Carreteras, José Luis Delgado, explicó ayer, en declaraciones a la Cadena SER, que las obras previstas por la Corporación comenzarán próximamente y durarán en torno a nueve meses. Señaló que espera que en marzo se pueda iniciar la ejecución de uno de los proyectos que, a su juicio, es prioritario, como es la mejora del acceso a la TF-2 desde la Autopista del Norte (en dirección a Santa Cruz), y que se realice antes del enlace de Las Chumberas. Esta es una de las áreas de actuación en la que el departamento de Carreteras prevé actuar, junto con Los Rodeos, Guamasa, San Benito y Lora y Tamayo. Para ello, ya hay prevista una partida de 800.000 euros, pero se prevé ampliar.

Cabe recordar que a través de las redes sociales se ha convocado para el próximo lunes una ‘gran pitada’ de los coches. La idea es tocar el claxon a las 7.00 horas durante dos minutos en señal de protesta por los atascos.

La licitación, para el próximo año

Con el fin de resolver las interminables retenciones de tráfico a primera hora de la mañana en la Autopista del Norte (TF-5), el Cabildo ha propuesto una serie de reestructuraciones en los enlaces de esta vía, que se ejecutarán en los próximos meses. Aún así, plantea otras medidas más a largo plazo, como es el caso de los proyectos ferroviarios. Aunque a estas fechas, según las primeras estimaciones, las obras tenían que haber estado avanzadas, lo cierto es que las reducciones presupuestarias han ralentizado el proyecto, por lo que en estos momentos se está concluyendo su redacción. Aún así, el presidente del Cabildo, Carlos Alonso, prevé que las primeras licitaciones de los trabajos, que tendrán lugar en el tren del Sur -que une la capital con Playa de Las Américas- tendrán lugar en 2016, mientras que el del Norte se demorará “dos o tres años más”. Alonso acusó al Gobierno central de reducir las partidas que invierte en los trenes en Canarias, “pero no en los de la Península” y apostó por que la Corporación insular comience las obras” pese a estos recortes. Insistió en que el transporte guiado “es el modelo que está imperando en otros territorios”, por lo que aseguró, contribuirá a reducir los atascos. En cuanto al estado de los proyectos, recordó que están prácticamente redactados los planes territoriales, a falta de llevarlos en los próximos meses al Pleno para su aprobación.

La Universidad rechaza la idea del presidente insular

SARAY ENCINOSO | Santa Cruz de Tenerife

“¿Por qué en Gran Canaria hay tres carriles en la autopista y aquí dos? ¿Por qué no se cambia el horario de los colegios? ¿O el de otros organismos? ¿Por qué tiene que ser la Universidad?”. Todas estas preguntas fueron planteadas ayer por el rector de la Universidad de La Laguna, Eduardo Doménech, al ser preguntado por la posibilidad de reajustar el horario de las clases de la Universidad para evitar las colas y retenciones en la autopista del Norte.

El máximo responsable de la institución, que abandonará el cargo en mayo, mostró así su rechazo absoluto a la propuesta. Añadió, además, que la regulación del horario supondría un sobrecoste económico para los estudiantes, que tendrían que salir sobre las cuatro de la tarde y almorzar fuera de casa. “Añado que, como médico, no me parece muy lógico tener que comer a las cuatro de la tarde”, subrayó.
Esa modificación conllevaría, además, alargar el horario de salida de los estudiantes que tienen turno de tarde, que se prolongaría hasta cerca de las 10 de la noche.

Doménech criticó la medida, pero también la forma. No le pareció adecuado que el presidente del Cabildo no se haya puesto en contacto con la dirección del centro para valorar la propuesta, pero sí la haya comentado en los micrófonos de Radio Club. “Es un tema para debatir, no para comentar en los medios”.

“Hay una deficiencia en transporte público” en la Isla, denunció el rector, y retrasar el comienzo de la actividad académica solo solucionaría puntualmente el atasco, pero no sería la panacea. “Habría que analizar mejor otras soluciones, como el carril reversible durante las horas de más afluencia a la zona metropolitana y apostar por el tren”. La congestión de la vía “no se reduce a una cuestión de horario”, explicó.

La Universidad de La Laguna cuenta con casi 20.000 alumnos este curso, a lo que hay que sumar 3.000 docentes y personal de Administración y Servicios. La afluencia diaria de alumnos procedentes del Norte de la Isla contribuye a congestionar la vía, pero no es la única causa. Muchos funcionarios del Gobierno o del Cabildo, además de otros trabajadores del sector privado, tienen su residencia en municipios alejados de la zona metropolitana y han de trasladarse.