X
en la carrera >

Arrestados en La Laguna – Por Domingo J. Jorge

   

Así es como se ha sentido más de un lagunero esta semana, cuando apareció la noticia de que se pretendían cerrar, desde Carreteras del Cabildo, siete de los 10 enlaces con los que cuenta la TF-5 en La Laguna. Como me comentaban, “alguien nos querrá arrestar sin salir del municipio”. Si le buscamos el toque positivo, al mejor estilo de nuestro amigo psicólogo José Juan Rivero, pues sí. Le recuerda a uno a aquellos días donde nos tocaba el arresto, fuese por lo que fuese, en casa, y de los labios de nuestros padres salía aquella sonora frase de “pues te quedas arrestado”.

No sé de quién habrá salido el proyecto de evitar las colas en la TF-5 con el cierre de la mayoría de los enlaces laguneros. Esta decisión, si se llevara a cabo, supondría un colapso del tráfico en Aguere. En la Corporación lagunera, han sido rápidos y han respondido a la Corporación insular, y más concretamente, a la Consejería de Carreteras, diciéndole que lo mejor antes de hacer algo en un municipio de más de 170.000 habitantes sería contar con quien conoce el día a día lagunero, es decir, con el Ayuntamiento.

Desde el Consistorio les han invitado a que las cosas se hagan bajo consenso antes de tomar cualquier decisión, porque si no, y es así, acabaríamos encerrados entre enlaces. Bueno, sabemos del buen talante para resolver las cosas con el que se cuenta en la consejería de Carreteras, de la que es responsable, José Luis Delgado. Está claro que ha debido ser un pequeño error de cálculo. Evidente.

Por cierto, algo así sucede con algunas calles de La Laguna, en las que a alguien se le ocurrió, en su momento dado, prohibir hacer el giro, lógico, para incorporarse a una vía en el sentido normal, y los usuarios se ven en la obligación de ir a hacer el cambio de dirección tres o cuatro calles más allá, todos los días, para salir de su casa. Algo que ocurre, por ejemplo, en algunas calles de Geneto. Muchas de estas vías son, en parte, competencia de Carreteras del Cabildo.

Por eso, ya los laguneros estamos acostumbrados a que se nos quiera dejar encerrados, pero esta vez parece que fue un pequeño error de cálculo. Vamos, enlace más, enlace menos. No pasa nada, a partir de ahora habrá consenso…