X
CANARIAS >

La Audiencia de Cuentas detecta un deficiente nivel de cumplimiento del sector público canario en 2012

   

EUROPA PRESS | Santa Cruz de Tenerife

La Audiencia de Cuentas de Canarias (ACC) ha aprobado el informe de fiscalización sobre la gestión económico-financiera durante el ejercicio económico de 2012 del sector público local canario, que concluye que hay un deficiente nivel de cumplimiento de la obligación de rendir cuentas de su gestión en el plazo legalmente establecido.

El informe ha sido elaborado por las áreas de Ayuntamientos y de Cabildos del órgano de control externo canario, cuyos responsables son los consejeros auditores Elena Hernández y Juan Carlos Alemán, respectivamente, si bien recoge que se ha producido una mejora en los plazos de rendición respecto a los ejercicios precedentes.

El sector público local canario está compuesto en un 21% por cabildos insulares y sus entes dependientes, el 65,4% por ayuntamientos y sus entes dependientes, el 6,5% por mancomunidades, y el 7,1% por consorcios, también con sus entidades dependientes correspondientes.

El informe de fiscalización realizado por el órgano auditor también concluye que cinco municipios de más de 50.000 habitantes, y tres cabildos insulares, no han acompañado a la Cuenta General una memoria demostrativa del coste y rendimiento de los servicios públicos y del grado de cumplimiento de los objetivos, o la adjuntan de manera incompleta.

Además, se han detectado dificultades para su elaboración, como la inexistencia en la administración local de un sistema de contabilidad de costes, informa la ACC en una nota.

Por otro lado, se ha constatado que los cabildos insulares en conjunto tuvieron en 2012 un presupuesto agregado inicial de gastos e ingresos de 1.322,8 millones de euros.

Asimismo, las modificaciones de crédito aprobadas produjeron una elevación del presupuesto inicial en un 15,5%, incrementando la cifra en 204,8 millones de euros. Este porcentaje de modificaciones ha disminuido con respecto al ejercicio anterior, pasando de un 37,7% en 2011 a un 15,5% en 2012, lo que puede ser indicativo de una mejora en la presupuestación.

La ACC, que preside Rafael Díaz, también ha detectado que el remanente de tesorería para los gastos generales por parte de las corporaciones insulares aumenta un 2,2% con respecto al año anterior, pasando de 126,4 millones de euros en 2011 a 129,1 millones en 2012. Con respecto a los ayuntamientos, todos obtienen un resultado presupuestario y un remanente de tesorería para gastos generales positivo.

En el marco de la situación de crisis económica financiera, la evolución de las principales magnitudes presupuestarias pasa, en el caso de los cabildos, de una situación de superávit en 2008 a un déficit de 17,6 millones en 2012, y en el de los ayuntamientos también se constata una tendencia decreciente, con alguna fluctuación.

ASESORAR A LOS AYUNTAMIENTOS

En este contexto, la Audiencia de Cuentas de Canarias plantea que, dadas las limitaciones del aparato administrativo de muchos ayuntamientos, es recomendable que los cabildos adopten las medidas oportunas con el fin de asesorarles en el orden económico, jurídico y procedimental administrativo.

Igualmente, considera necesario que las entidades locales den información cada vez más completa de su actividad financiera pública con el objetivo de obtener una cuenta general que represente la imagen fiel de la situación y de la actividad económica en su conjunto.

Asimismo, aconseja al Parlamento de Canarias que adopte medidas que contribuyan a mejorar el nivel de cumplimiento en cuanto a los plazos de rendición de las cuentas generales a la propia Audiencia.