X
Altos vuelos >

La bondad hacia los demás – Por Tomás Cano

   

Hoy me he dedicado a borrar de mi ordenador todos los emails. Los correos electrónicos que yo consideraba vistos y releídos, y me he dado cuenta de que los más de 3.900 emails recibidos eran prácticamente spam o basura.

Me he quedado con muy pocos. Sin lugar a dudas, en los tiempos que vivimos esto dice mucho de nuestra vida social. Echo en falta los emails de muchos amigos, o conocidos. Me ha impresionado la tecnología y el resultado que me ha devuelto a la realidad y me he dicho: “Estás solo, amigo”.

Pero la bondad es el principio del tacto, y el respeto por los otros es la primera condición para saber vivir, y hay que vivir con la realidad. Lo comprendo, la vida no regala nada a los mortales sin un gran esfuerzo.

Yo he hecho cosas en mi vida con todo mi corazón. A veces lo he antepuesto a mi familia o intereses particulares, por eso cuando actúas o haces algo con el corazón y es un error, puedes vivir con ello. Soy de los que pienso que debo mantener y tener ideas y debo guardarlas como si fueran de la realeza, porque alguna de ellas puede llegar a ser rey. Me quedo con mucho de lo que he leído, incluso de Nelson Mandela, pero esta me impactó también: “Un minuto que pasa es irrecuperable. Conociendo esto, ¿cómo perdemos tantas horas?”. Lo dijo Mahatma Gandhi.
El fin en la vida es ayudar a los demás, porque hemos de ayudarnos a nosotros mismos, dando de nosotros lo máximo y así completamos el círculo para que lo bueno vuelva algún día a nosotros.