X
DESDE LA ÓPTICA >

La cantera sobre el papel – Por Javier Rabanal

   

Nos tocó visita ilustre este fin de semana. Uno de esos equipos que nos hacen rememorar tardes de gloria ya lejanas. El Sporting de Gijón, como no puede ser de otra manera, nos suena a fútbol del norte pero con clase y nos trae a la mente de manera inmediata la Escuela de Fútbol de Mareo. Es la citada escuela una de esas referencias perpetuas como también lo son Lezama, Zubieta o La Masía y a estas se han añadido en los últimos años proyectos bien calculados como el del Villarreal, el Español o el Sevilla. Prácticamente todos tienen, junto con el Real Madrid, un denominador común: unas instalaciones de alto nivel en las que poder trabajar cómodamente y los mejores profesionales.

Dentro de los modelos que potencian la cantera están los destinados a nutrir al primer equipo del club como el Sporting, el Barcelona o el Athletic de Bilbao y los exportadores por necesidad o por interés. En el primer grupo se encuentra fuera de nuestras fronteras el Ajax de Ámsterdam, que incluso ha llegado a reinar en Europa.

El máximo exponente del segundo estilo de formación es el Real Madrid, que produce muchos jugadores de gran calidad que luego coloca en otros equipos de primer nivel para finalmente recuperarlos o venderlos y así poder comprar a las mejores estrellas del fútbol mundial. El Tenerife se va a posicionar en el modelo de productor-exportador sin medios para la creación. Nuestro club tiene grandes profesionales en el trabajo de cantera que desempeñan su labor en unas condiciones penosas, como ya se ha dicho en muchas ocasiones. El enclave es frío como un congelador, los vestuarios son casetas de chapa y poco más.
Los servicios como cafetería, enfermería (no vale la caseta de chapa), sala de prensa, gimnasio (no vale el cuarto de aperos) área de descanso, etcétera brillan por su ausencia. Aún así se consigue vender a Ayoze Pérez, posicionar en la rampa de salida a Carlos y en breve sacar un catálogo con jugadores como Jorge, Younousse y alguno más. El modelo del club debe cambiar y, como digo siempre, habrá que esperar a que Pier concrete un poco sus ideas para saber si es lo que necesita la entidad. Lo obvio es que lo actual no vale y que al aficionado esto le importa poco o nada. Volvemos a la historia de siempre: el aficionado quiere canteranos a los que aplaudir cinco minutos y de los que rajar cinco horas. No le importa ni quién son ni de dónde salen. La prueba está en que el debut de Jorge Sáenz fue sobresaliente, el resultado por la entidad del rival hay que considerarlo notable, pero el aficionado está enfadado porque el equipo no entretiene.

O espectáculo con jugadores de fuera consagrados o cantera en proceso de maduración y a ver hasta dónde llegamos. En esta isla somos más del camino fácil. Le echamos la culpa a Cervera, el que ha hecho un cuerpo técnico de gente de la casa, el que sacó a Roberto y ahora a Carlos, el que hace debutar a la gente sin mirar el DNI y todo resuelto. ¡Que vuelvan Arconada y Calderón! …esos sí que eran buenos.