X
churchill >

Churchill – Por Tinerfe Fumero

   

Fernando Clavijo no sólo es un hombre honrado; además lo parece

Cuanto más se escudriña en el llamado caso Corredor, más crece la convicción en la honradez de Fernando Clavijo. En la mayoría de las conversaciones transcritas, el todavía alcalde lagunero defiende la legalidad frente al interés de algunos de sus interlocutores. En cuanto a las gestiones realizadas, está en el día a día de cualquier ayuntamiento, tal y como confesaba en petit comitè una afamada política local: “Ese tipo de reuniones ha ocupado la mitad de tiempo en política”, decía la abrumada mujer. Pero más allá de esa creencia personal en la honradez de Clavijo -que vale lo que vale ya que son los tribunales de Justicia quienes decidirán-, lo que es innegable es que el nacionalista además lo parece. Sus intervenciones públicas sobre este asunto (más asiduas de lo que le aconsejan sus asesores) muestran a una persona sin doblez, con ganas de responder a cualquier pregunta para despejar cualquier sospecha. No todos superan esa prueba con tanta facilidad, no.