X
CD TENERIFE >

Con atenuantes y agravantes

   

ÓSCAR HERRERA | Santa Cruz de Tenerife

El ecuador de la competición deja muchas dudas en el aire con un Tenerife que cada día provoca más enfado entre su masa social. El equipo de Álvaro Cervera deja atrás una gris primera vuelta marcada por los “factores adversos” que han reinado en cinco meses de Liga, como el propio Cervera apuntaba al término del partido ante el Numancia.

Esos elementos son los que se utilizan para defender la teoría de que el cuadro insular ha tenido que superar diferentes obstáculos que le han mermado a la hora de tener mayor regularidad en la temporada. Las lesiones, afectando principalmente a la portería; las sanciones (especialmente la de Diego Ifrán), las polémicas (casos de Ayoze Díaz, Jacobo o el Ruso García), o los refuerzos de verano que no fueron tales (Juan Carlos, Uli Dávila, Ruso, Jacobo), han supuesto un lastre muy grande para un Tenerife que ha vivido en terreno inestable desde el inicio de la temporada.

Numéricamente, los blanquiazules se han mostrado como un conjunto irregular y con carencias. Sus registros fuera de casa (cuatro puntos de 30 posibles), no dejan lugar a la duda de la debilidad de la escuadra tinerfeñista a domicilio. Ocho derrotas, un empate y una victoria acompañan al Tenerife cuando sale de la Isla. Mientras, en feudo propio sus resultados, sin ser excelentes, sí dejan mejor balance, con un total de 20 puntos sobre 33 posibles, arrojando cinco empates, cinco triunfos y una sola derrota. Cuando aparece en el Heliodoro, el representativo es el octavo mejor equipo de la Liga, sumando solo tres puntos menos que los dos clubes más productivos como local: Valladolid y UD Las Palmas. Mientras, en campo enemigo, el combinado blanquiazul es en solitario el peor equipo de la categoría. Sus cuatro puntos de visitante suponen la peor marca de los 22 componentes de un ranking que encabeza el Girona con 21 unidades.

En cuanto al número de goles marcados y recibidos, se produce un claro desfase entre los realizados y los encajados. 17 tantos a favor suponen también el peor dato de Segunda, igualado con la Llagostera, siendo además el cuarto peor registro goleador del club en toda su historia. En cambio, en solidez defensiva el cuadro insular sí está en un nivel por encima de la media.

Datos y números que van de la mano con las pobres sensaciones que trasmite el conjunto de Cervera, y que mantiene desilusionada a la parroquia local.

Examen detallado

-Los refuerzos. De los 11 fichajes realizados en verano, cinco de ellos habrán salido antes del mes de febrero.

-Las polémicas. La salida de la plantilla de Ayoze Díaz fue el inicio a una turbulenta relación de jugadores que han salido con ruido: Juan Carlos García, Jacobo, Ruso García y ahora Uli Dávila.

-La portería. Cuatro metas han jugado ya en la temporada 14-15 tras 21 jornadas, algo que no sucedía desde hace 18 años en el club insular: Jacobo, Roberto, Carlos y Dani Hernández.

-Los canteranos. De nuevo Álvaro Cervera ha tirado de la cantera blanquiazul y ya ha hecho debutar a cinco jugadores de la base del club isleño: Cristo González, Carlos Abad, Cristo Díaz, Víctor García y Jorge Sáenz.

-Los que más juegan. De manera destacada, Javier Moyano es el futbolista que más minutos suma: 1.890, habiendo jugado todos los partidos de Liga y el único de Copa al completo. Suso (1.692 minutos), Raúl Cámara (1.519) y Vitolo (1.512) y Carlos Ruiz (1.488) le siguen en tiempo sobre el terreno de juego.

-Los que menos juegan. De los jugadores profesionales que aún siguen en la plantilla, Igor Arnáez con 166 minutos, Maxi Pérez con 300 y Rivero con 382 son los futbolistas menos usados por Cervera en la primera vuelta.

-Los goleadores. Diego Ifrán ha marcado siete de los 17 tantos de la escuadra blanquiazul. Vitolo con tres dianas, más Cristo Martín , Aridane, Uli, Suso y Aitor Sanz han marcado un gol.

Varios jugadores blanquiazules durante una acción de la derrota con la UE Llagostera; una de las ocho fuera de casa en la primera vuelta. / DA

Varios jugadores blanquiazules durante una acción de la derrota con la UE Llagostera; una de las ocho fuera de casa en la primera vuelta. / DA