X
BALONCESTO >

La Copa se aleja

   
Sikma y Blanco defienden a Vives durante el partido de ayer. / ACB MEDIA

Sikma y Blanco defienden a Vives durante el partido de ayer. / ACB MEDIA

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

El Iberostar Tenerife dijo ayer adiós de manera virtual a la posibilidad de jugar la próxima Copa del Rey de Gran Canaria tras perder con claridad frente al Valencia en la Fuente de San Luis. Los de Alejandro Martínez transmitieron buenas sensaciones en los dos primeros cuartos de partido, pero a partir del descanso todo cambió. El Valencia se mostró ambicioso, con la necesidad de ganar para tratar de ser cabeza de serie en la Copa y, por momentos, dejó clara la diferencia que a día de hoy hay entre ambos clubes. Los insulares lo intentaron, pero a veces dando la impresión de hacerlo sin demasiada fe. Por si eso fuera poco, la baja de Rodrigo San Miguel, lesionado, dejó a Alejandro martínez sin el concurso de un jugador muy importante en su equipo. La baja del base aragonés permitió a Ricardo Úriz regresar al equipo titular aurinegro. En el inicio, la igualdad fue la tónica predominante, con un Iberostar Tenerife sumamente incómodo para su rival.

Solo un 2+1 de Sam Van Rossom permitió a los locales tomar cierta ventaja en el marcador (11-6, min 5). Esos cinco puntos se mantendrían hasta el final de este cuarto.

Jaime Heras ejercería de base ante la baja de San Miguel. El tinerfeño se mostró acertado, logrando sacar faltas a los rivales y dando criterio en ataque.

Competido
Los insulares, con los dos griegos en el interior y con Blanco y Rost como exteriores, se desenvolvieron mejor en ataque, pero también la ofensiva local anotaba con cierta facilidad. De ese modo, un triple de Heras era devuelto por Harangody (31-26, min 5).

En ese intercambio de canastas los aurinegros tenían las de perder, fundamentalmente porque los de Alejandro Martínez permitían demasiadas segundas oportunidades.

Pau Ribas fue unos de los mejores jugadores del Valencia BC. / ACB MEDIA

Pau Ribas fue unos de los mejores jugadores del Valencia BC. / ACB MEDIA

Con 35-30 en el electrónico, a falta de tres minutos para el descanso, el entrenador tinerfeño pediría un tiempo muerto que serviría para que los suyos llegaran al intercambio perdiendo de solo tres puntos (40-37). El acierto local desde el triple (6/12) resultaba fundamental para que el Valencia siguiera por delante en el marcador.

Loncar y Harangody asumirían la responsabilidad anotadora en el inicio de tercer cuarto. De este modo los de Velimir Perasovic llegaron a situarse con una ventaja importante de 11 puntos (51-39) ante la incapacidad visitante para poder anotar. Una técnica mostrada a Alejandro Martínez serviría para que el electrónico se fuera al 54-39 tras un demoledor parcial de 14-2.

Partido roto
Dicho parcial llegaría a ser de 16-2, antes de que una canasta de Saúl Blanco lo rompiera. Pero ya parecía demasiado tarde para reaccionar. Luke Sikma y Blagota Sekulic eran incapaces de frenar a Loncar y Harangody, por lo que el desarrollo del tercer cuarto parecía dirigirse a la sentencia del encuentro. Veintidós puntos encajados en algo menos de siete minutos es algo que el Iberostar Tenerife, ni ningún otro equipo ACB, puede permitirse. Solo los buenos números de Saúl Blanco, sensacional en este cuarto, lograron maquillar algo el marcador con solo un cuarto por disputarse (70-57).

El último cuarto no tendría demasiada historia. Velimir Perasovic rotaría a sus jugadores, dando entrada a hombres como Pablo Aguilar, que tratarían de aprovechar su oportunidad buscando una y otra vez el aro rival. Los 58 puntos encajados por el Iberostar Tenerife en la segunda mitad hicieron imposible un atisbo de remontada, ante un equipo que, más allá de su enorme plantilla, pareció estar más decidido en buscar la victoria que un oponente que tiene en lograr cuanto antes la permanencia su principal objetivo.