X
altos vuelos >

¿Cuánto cuesta una vida? – Por Tomás Cano

   

Mi amigo Román Felipe, cubano de nacimiento, ha fallecido como “un perro”, a pesar de estar en todo momento acompañado de su familia, viéndole irse sin ayuda, en un hospital de Tenerife. Se ha quedado sin ver el final del embargo en su querida patria.

Los médicos son los dioses del cuerpo y a veces se creen Dios, Jehova. Pero ese cuida de nuestras almas de nuestra fe. Como los médicos y los gobiernos autónomos pueden decidir entre la vida y la muerte en función del coste económico. ¿Cuánto cuesta una vida?

No creo que ni los gobiernos ni los médicos tengan derecho a decidir. Como tampoco tienen derecho sobre nacer o morir. Este mundo está podrido; su olor es pestilente. Todo se está, en general, corrompiendo.

La vida no regala nada a los mortales. Ahora nacen partidos como Podemos. Bienvenido, antes que la anarquía, pero que nadie dude de que con lo que estamos sembrando, no es de extrañar ni la anarquía ni el extremismo.

Alguien dijo al respecto: “Yo habito en la posibilidad”.