X
SANTA CRUZ >

Los edificios municipales con alto coste de rehabilitación se venderán

   

La mayoría de inmuebles se localiza en las inmediaciones de la calle de La Noria. / ANDRÉS GUTIÉRREZ

La mayoría de inmuebles se localiza en las inmediaciones de la calle de La Noria. / ANDRÉS GUTIÉRREZ

N. T. | Santa Cruz de Tenerife

Los ingresos extras por enajenación de patrimonio municipal, valorados en tres millones de euros en el presupuesto de Santa Cruz para el próximo año, procederán, en parte, de aquellos inmuebles propiedad del Ayuntamiento que tienen que pasar la Inspección Técnica de Edificios (ITE) (por tener más de 50 años) y cuyo estado impida su aprovechamiento o suponga un alto coste de rehabilitación. En estos casos, para el Consistorio será más rentable su venta que su reforma, siempre y cuando ningún área municipal necesite de estos espacios para el desarrollo de sus actividades.

Así lo explicaba ayer el edil de Hacienda, Alberto Bernabé, quien señaló que hay edificios a los que no se les está dando un uso específico precisamente por el estado en el que están y ponerlos en venta es una forma de recabar ingresos para el Consistorio. La mayoría de estos inmuebles se sitúa en la zona de La Noria, en cuyo entorno se localizan más de una decena de números distribuidos en cinco inmuebles, que son los que podrían ser susceptibles de ser vendidos si así finalmente lo estimasen los técnicos. El catálogo de propiedades del Ayuntamiento supera los 600 inmuebles, entre los que están colegios o museos, estando obligados a pasar la ITE aquellos que fueron construidos hace más de 50 años, una cifra que este año está en torno a los 60 inmuebles de propiedad municipal.

Según detalló Bernabé, aquellos edificios que han de pasar la ITE este año y que por su estado de casi ruina o cuya rehabilitación implique una alta inversión, se tratará de ponerles el cartel de se vende. “De lo que se trata es de que si no hay ningún área municipal que esté interesada en ellos o en rehabilitarlos, podamos obtener un ingreso extra con su venta”. Al tratarse de inmuebles ubicados en la zona centro de la capital, su valor es elevado aún cuando sea un promotor privado el que tenga que asumir su reforma.

En cuanto al resto de inmuebles, como el de General Antequera, que hasta el año pasado albergaba la oficina de atención ciudadana, sigue estando en las previsiones de la Concejalía de Hacienda para su venta, aunque reconoce el edil que aún no ha logrado la valoración final sobre el inmueble para establecer si se vende o se procede a su reforma de manera parcial (se tendría que invertir un millón por planta y son cuatro).

Respecto a las viviendas de la Sociedad Benéfica de Construcción de La Candelaria, también admitió Bernabé que el proceso para adscribirlas como patrimonio municipal está siendo lento y engorroso. Estaba previsto que para finales del 2014 se pudiera dar el paso para incorporarlas como propiedad municipal, pero aún no se ha producido. Cuando suceda se procederá a su venta.