X
Positivando >

Facebook y convivencia – Por José Juan Rivero

   

Una mañana de esta semana me desperté con una noticia que hace unos años podría parecernos una utopía propia de la ciencia ficción, nos planteaban la posibilidad de que una máquina conocía más de nosotros que cualquiera de nuestros mejores amigos o amigas. Realmente siendo realistas lo que nos plantea esta noticia es que compartimos muchísima información en las redes sociales, o en los grandes buscadores que se nutren de las búsquedas para realizar lo que se conoce como búsquedas personalizadas adaptadas a nuestro historial de gustos. Todo comenzó con un estudio realizado por las Universidades de Cambridge y Stanford que consistía en administrar un test de personalidad de 100 preguntas, a más de 90.000 personas, lo que implica tener muchos datos y describir muy bien la realidad, cosa que solo puede lograrse a través de herramientas como las redes sociales. Pero además entraron a describir el poder predictivo de las redes sociales a través de los me gusta de las personas que contestaron a los cuestionarios, es decir, prestando atención a las cosas que consumen las personas de nuestro entorno en la red social, es decir, personas cercanas con las que me identifico.

Lo que les llevó a encontrar una herramienta capaz de describir y así encontraron rasgos de personalidad que describían perfectamente y predecían a estas personas. Sin duda alguna todo esto pone de manifiesto por una parte la cantidad de información que somos capaces de compartir a través de las redes sociales, parece que encontramos en ellas un grado de confianza altísimo, en ocasiones superior a las relaciones que mantenemos con nuestros iguales, cara a cara, donde en muchos momentos desconfiamos, nos mantenemos distantes o incluso manifestamos miedo, timidez, etcétera. Es como si relativizásemos nuestra confianza hacia los otros, al interacturar a través de una red social. Pero además, nos plantea la necesidad que tenemos las personas de potenciar relaciones positivas en nuestra vida, como sabemos son fundamentales para nuestro desarrollo personal, somos seres que vivimos en comunidad y necesitamos de los demás para expresarnos y desarrollarnos. Por esa razón deberíamos quedarnos con algunas reflexiones importantes, por una parte la importancia de las redes sociales como herramienta potenciadora de relaciones, y al mismo tiempo, también tenemos que plantearnos poner esfuerzos en desarrollar programas que potencien y faciliten la convivencia personal, potenciando la comunicación efectiva y la gestión eficaz de conflictos como elementos que puedan ayudarnos a iniciar y mantener nuestras relaciones y que en muchos casos nos hagan sentirnos hábiles y eficaces socialmente, lo que mejora nuestro bienestar personal y social.

*Psicólogo y miembro de la Sociedad Española de Psicología Positiva
@jriveroperez