X
arona>

Falsa denuncia contra un juez para amedrentar a otros

   

JOSÉ L. CONDE | Arona

La Sala de lo Contencioso del Tribunal Supremo ha desestimado un recurso presentado por un policía nacional del sur de Tenerife que pedía que se sancionara disciplinariamente al titular del juzgado de instrucción número 4 de Arona y Decano del Partido Judicial de Arona, Nelson Díaz Frías, al quedar acreditada la “inexistencia de indicios de responsabilidad disciplinaria” de este miembro de la carrera judicial, al que el citado agente le atribuyó la manifestación: “Para mí el simple hecho de ser un policía, ya es un imputado”.

Dice la sentencia del Tribunal Supremo, adelantada ayer por el portal Canarias Ahora, que la denuncia formulada por el agente policial el pasado 3 de junio de 2013 atribuía al magistrado titular del número 4 de Arona la comisión de sendas infracciones disciplinarias como consecuencia de proferir la expresión: “Para mí el simple hecho de ser un policía, ya es un imputado”, justo antes de la declaración de un agente y en presencia de un letrado.

La sentencia destaca que el recurrente está imputado por el magistrado

El fallo señala que las diligencias llevadas a cabo en su día por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) han evidenciado que el agente recurrente tenía la condición de imputado por una presunta comisión de un delito de torturas y lesiones en el ejercicio de su cargo, hechos que fueron silenciados en su escrito de queja, en unas diligencias previas que se desarrollaron en octubre de 2012. Para la sala resulta llamativo que la supuesta expresión proferida por el juez no fuera motivo de queja por parte del agente y un letrado, que el recurrente asegura que lo escucharon, sino a que el denunciante esperara ocho meses para para presentar la denuncia además sin ofrecer explicación alguna sobre este proceder.

Prevención
Se destaca también que el propio magistrado se dirigió el 17 de enero de 2013 por escrito al Consejo General del Poder Judicial, es decir, cinco meses antes de la presentación de la denuncia, en el cual señala que “en prevención de cualquier queja o denuncia contra mi persona remitida por agentes de la Policía Nacional de Tenerife Sur” relata las presiones recibidas por varios agentes para que presentaran una queja o denuncia falsa ante el CGPJ o el Tribunal Superior de Justicia de Canarias en su contra por proferir expresiones tales como “todos los policías son unos delincuentes o todos los policías son imputados”, de indudable similitud con la denuncia que ahora se ve en este recurso. El Tribunal ahonda especialmente en la condición de imputado del recurrente en un procedimiento en el Juzgado de Nelson Díaz, en la falta de soporte objetivo de los hechos denunciados, y en la misiva enviada por el por el juez al CGPJ, casi cinco meses antes de que se formule la acusación, que evidencian la suficiencia de la investigación practicada por el Servicio de Inspección para el esclarecimiento de los hechos. En base a ello se procede a desestimar el recurso contencioso-administrativo con la imposición de las costas al agente recurrente. En el escrito enviado por el magistrado al CGPJ, cinco meses antes de la denuncia, señala que dos agentes le habían comentado diversas presiones en el cuerpo para presentar una denuncia falsa contra el mismo, ya que dos policías, uno de ellos el recurrente, están vinculados a una causa seguida contra un conocido delincuente rumano de las mafias de prostitución del sur de Tenerife y al que el interceptó un teléfono en una causa que siguió contra él en otro juzgado.
Acobardar
Afirma también en la misiva que el recurrente no solo busca que sea sancionado y separado por un periodo no inferior a tres años por falta grave y traslado forzoso, sino también “amedrentar y acobardar” indirectamente a los otros tres titulares de los juzgados de instrucción (los tres con la categoría de juez y con menos de dos años en este destino) y conseguir por estos medios coactivos y perturbadores, un espacio de impunidad para los miembros de la Policía Nacional destinados en Tenerife Sur que se vean imputados en procedimientos judiciales”.