X
SUCESOS >

José María Fernández Seijo: “La Administración de Justicia española sigue en el siglo XIX”

   
El juez que logró que europa anulase las cláusulas bancarias abusivas en españa/DA

El juez que logró que europa anulase las cláusulas bancarias abusivas en españa/DA

TINERFE FUMERO | Santa Cruz de Tenerife

Sin lugar a dudas es un héroe popular de la sufrida España de nuestros tiempos. Para evitar el desahucio de Aziz, un marroquí de Barcelona, acudió a Europa en busca de la Justicia que España negaba a sus ciudadanos. Madrileño del Atlético y ajedrecista de Kárpov, el titular del Juzgado Mercantil Número 3 de Barcelona, José María Fernández Seijo (Madrid, 1995), es además secretario de organización de Jueces para la Democracia. Nos atiende con motivo de su estancia en Tenerife para participar en unas jornadas del Colegio Oficial de Titulados Mercantiles y Empresariales de Santa Cruz de Tenerife.

-¿Qué le impulsó a plantear el caso de Aziz ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea?

“Me impulsó el hecho de que la situación española es muy injusta, que la legislación española era profundamente contraria a los intereses de la ciudadanía y que tenía que buscar una solución razonable. Europa podía darme esa luz”

-Ya, pero en su misma situación en España había un montón de jueces de lo mercantil y el que acudió a Luxemburgo fue usted…

“Bueno, lo cierto es que a partir del fallo de 2013 otros jueces españoles plantearon igualmente cuestiones. Desde ese año hasta ahora la situación ha mejorado apreciablemente”.

-¿Se está aplicando la decisión del tribunal europeo?

“Creo que sí. A un buen número de ciudadanos españoles se les está aplicando y ello les permite, por lo menos, retrasar un poco el alzamiento”.

-¿Cuánta gente calcula que puede haberse beneficiado de esta revocación de las injustas normas que regían en este país?

“Estimo que cerca de 300.000 o 400.000 personas se ven afectadas por esta sentencia del Tribunal de Luxemburgo”.

-¿La correcta traslación de una sentencia de estas características pasa por buscar consensos en las juntas de jueces de lo mercantil para unificar criterios?

“Sí. Lo que pasa es que en España los bancos han sido muy reacios a aplicar esta sentencia pero insisto en que, a día de hoy, unas 300.000 familias se han visto beneficiadas por este cambio en las normas”.

-Pocas dudas quedan ya de que la lucha contra los desahucios era la bandera del 15-M que más simpatías despertaba entre la ciudadanía. ¿Entiende que la reforma de 2013 ha estado a la
altura y ha recogido ese sentir mayoritario?

“La reforma española de 2013 es muy cicatera en la medida de que no ha desarrollado la legislación europea, y de hecho ya hay dos sentencias del Tribunal de Luxemburgo que dicen que España no ha hecho bien los deberes”.

-¿En qué sentido?

“Porque la reforma española de 2013 no protege suficientemente a los consumidores”.

-¿Entiende que esa legislación adversa para los intereses de la ciudadanía obedece a las presiones de las entidades financieras?

“Sí. Creo que las entidades financieras han presionado mucho al Gobierno para no ir más lejos y para no conseguir una protección mejor de los consumidores”.

-¿Qué opinión le merece, en general, el papel jugado por las entidades financieras en España durante el último decenio?

“A mi juicio las entidades financieras no han tenido un comportamiento éticamente razonable”.

-¿Y más allá de lo ético?

“Han abusado mucho y creo que los productos financieros, en su mayoría, son tóxicos”.

-Los abogados especializados en este tipo de casos entienden que hay base para instruir una causa penal a cuenta de productos como los swaps, los clips, las preferentes o las multidivisas, pero prima la vía civil porque a los perjudicados les interesa más recuperar el dinero…

“Hay procedimientos penales abiertos en la actualidad contra Bankia, y en general comparto esa impresión de que hay base penal para perseguir productos como, claramente, son las
preferentes…”.

-¿En casos como los swaps o los clips no?

“Puede ser…, pero en el caso de las preferentes hay responsabilidad penal clara”.

-¿Qué opinión le merecen las multidivisas?

“Creo que los bancos engañaron a los consumidores claramente con las hipotecas multidivisas. Insisto: es un engaño claro”.

-¿Debería tener responsabilidad penal?

“En mi opinión, sin duda. La gente además confiaba en lo que decía el banco y les han engañado”.

-¿Qué repercusión ha tenido para su carrera profesional el haber protagonizado esta mejora de la legislación española en un tema tan sensible para los consumidores?

“Ninguna. Sigo en el Juzgado Mercantil Número 3 de Barcelona. Sigo feliz. Lo importante es ser feliz y lo soy. Muy contento”.

-¿Cómo valora el papel jugado por las plataformas ciudadanas antidesahucios?

“Son importantísimas para presionar a los juzgados y para que los juzgados tengan sensibilidad a la hora de tratar estos temas. Han jugado un papel fundamental en la tutela de los derechos de los más desfavorecidos”.

-¿La crisis ha recordado a los españoles su deber de reclamar por sus derechos como en el caso de los desahucios?

“Sí. Las plataformas además han recordado a los jueces su deber de ser socialmente éticos”.

-Su respuesta resulta llamativa tratándose de un magistrado… ¿Entiende que esa sensibilidad también ha llegado a la cúpula judicial?

“Sí. Estoy convencido”.

-¿Comparte la impresión de que la Administración de Justicia es la menos favorecida en la democracia española?

“La Transición está aún pendiente de hacerse en los juzgados españoles”.

-¿Por qué lo dice? ¿Entiende que carece de órganos democráticos suficientes?

“Me refiero sobre todo a la falta de medios, tanto económicos como materiales”.

-¿Qué relación tiene la Transición con la falta de medios en los juzgados españoles?

“La Transición permitió a otros organismos, como Hacienda o la Seguridad Social, dotarse de mecanismos de protección y de funcionamiento de los que carecen los juzgados españoles. La Administración de Justicia en España sigue en el siglo XIX”.

“El PP nos devuelve a la España preconstitucional”

Desde que logró forzar una mejora que corrigiera (aunque sea en parte) las injusticias de la ley hipotecaria, el magistrado José María Fernández Seijó es un referente para muchos. De ideas claras y verbo conciso, no duda en denunciar que la situación del país “es muy parecida a la de 1978 en el sentido de que las reformas del PP nos están llevando a una España preconstitucional, ya que el sistema de garantías ha quedado muy debilitado”. Sobre los posibles errores cometidos por la democracia española que la han conducido a la actual crisis política, Fernández Seijó insiste en que “es el Partido Popular, que es muy reaccionario, responsable del retroceso actual en derechos fundamentales”. Comparte la impresión de que el Gobierno ha trasladado el peso de la crisis económica a la espalda de los menos favorecidos, y cuando se le pregunta por qué no se aplica mano dura a los bancos que lesionan claramente los derechos de la ciudadanía, explica que a su juicio “el PP está muy influido por las entidades financieras y eso perjudica a la gente”. Por último, es inevitable conocer qué opina este madrileño residente en Barcelona por la independencia: “Se están equivocando, un retroceso democrático y una huída hacia adelante de un partido como CiU, muy afectado por la corrupción”.