X
POLÍTICA >

La Justicia se pronunciará en febrero sobre el litigio en CC.OO. de Canarias

   

DOMINGO NEGRÍN MORENO | Santa Cruz de Tenerife

Los litigantes en el conflicto interno de Comisiones Obreras en Canarias están condenados a entenderse. El Tribunal Superior de Justicia (TSJC) estudiará el 26 de febrero, en una causa unificada, la demanda contra la anulación del congreso regional de la federación de Hostelería, celebrado el 12 de septiembre, y sobre el expediente disciplinario abierto a cinco integrantes de la dirección desmantelada, tres de los cuales forman parte de la ejecutiva de la nueva federación Servicios Canarias.

El 18 de noviembre, el presidente del TSJC suspendió el juicio de la tutela por vulneración de la libertad sindical contra la Comisión de Garantías Confederal y la federación nacional de Servicios y lo vinculó a la resolución del procedimiento de suspensión de hasta seis meses de militancia a, entre otros, Manuel Fitas, Pedro Borges e Irene García. Estos quedaron apartados de la dirección y excluidos de la participación en el congreso regional de CC.OO., previsto para la primavera, tras ser disuelto el equipo de Juan Jesús Arteaga. El acuerdo incluye el compromiso de despejar antes de esa fecha la incógnita que pende como una espada de Damocles.

Mientras, se suceden los actos de protestas del sector crítico. “Si no hay respeto a las bases, no habrá paz para las cúpulas”, se lee en un panfleto.