X
a veces soy humano >

La Laguna de los agujeros – Por Félix Díaz Hernández

   

Una ciudad en la que he vivido y disfrutado mucho sufre desde hace algún tiempo una peligrosa epidemia. Una infección de origen desconocido se extiende por las calles de Aguere, del mismo modo por calles o avenidas principales que por otras vías secundarias, urbanas o rurales, da igual, esta afección no perdona. La sintomatología de esta curiosa enfermedad resulta especialmente perceptible si se transita en vehículo por el entramado del callejero lagunero. Botes y más botes; maniobras de los conductores, en ocasiones no exentas de peligro para esquivar los socavones; o visitas más frecuentes a talleres de amortiguadores y neumáticos son las primeras consecuencias de esta enfermedad. No voy a entrar en señalar al responsable del contrato de mantenimiento de las vías de La Laguna; tampoco me apetece discernir sobre la titularidad de algunas vías, porque al final me da igual si la responsabilidad es insular o municipal, por mí se pueden repartir las cargas.

Lo que sí vislumbro con claridad es que, además de una vergüenza, estamos ante una desidia que puede provocar riesgos, accidentes o situaciones de peligro totalmente innecesarias. Les invito a realizar el tour o paseo de los socavones laguneros, algunos por cierto recientemente bacheados con tierra y sin asfalto. Una ciudad que constantemente enarbola la bandera de la excelencia, de su riqueza patrimonial, intensa actividad o número de turistas que la visitan debe tener responsables municipales que viven lejos de la realidad o que no pisan sus calles. Y me permito decirlo porque en el caso de que me equivoque, y nuestros representantes públicos locales sean conductores o pasajeros habituales por sus propias vías públicas, su responsabilidad es aún mayor. Es la responsabilidad de quien conoce un peligro y no hace nada; miento, se limita en el mejor de los casos a parchear la realidad para disimular. Concluyo aconsejando la puesta en marcha, urgente e inmediata, de un plan de reasfaltado serio, que no parcheo, de las calles de La Laguna, creo que al menos quienes tributamos en ese municipio nos lo merecemos.
@felixdiazhdez