X
la punta del viento >

Lo primero es lo primero – Por Agustín M. González

   

El gerente del Hospital Universitario de Canarias (HUC), Ignacio López Puech, reconoció días atrás que “no cabe más gente en el Servicio de Urgencias” de este centro de referencia en la isla de Tenerife. Los colapsos en el servicio son continuos y más cuando coincide, como ha sucedido estos días, la época de las gripes con una densa calima, que aumentó sobre todo los problemas respiratorios en personas mayores con cuadros agudos. Pero el gerente aclaró que el colapso de las Urgencias no se trata de un problema derivado de falta de personal, sino “estructural; es muy difícil hacer reformas en una instalación que tiene ya casi 48 años”. Bueno, entonces es una cuestión económica y de voluntad política. Sea como fuera, es inadmisible ese caos tercermundista de los pacientes hacinados en los pasillos de urgencias del HUC y La Candelaria, que en más de una ocasión, por desgracia, han propiciado negligencias fatales. La salud de las personas es lo más importante; esa sí es una gran prioridad.

Con la salud no se juega. Los gobernantes deberían saberlo bien a estas alturas y, en lugar de proyectos faraónicos y electoralistas, deberían priorizar lo verdaderamente prioritario: invertir lo necesario para atender las grandes necesidades ciudadanas. Ha habido tiempo y dinero. Ha faltado planificación, previsión y priorización. Ahora, en la isla de Tenerife no hay ningún proyecto más importante que los hospitales del Norte y el Sur, con todos sus servicios y equipamientos, porque además de atender a los pueblos de ambas comarcas, son fundamentales para poder descongestionar a su vez los centros hospitalarios de la zona metropolitana. En una sociedad supuestamente avanzada como la nuestra no pueden morir enfermos abandonados en los pasillos de Urgencias. No se puede esperar años por una intervención quirúrgica. No puede seguir habiendo esas interminables listas de espera… Primero solucionen esto, la sanidad pública, y luego ya veremos qué se puede hacer con lo demás…