X
futuro plural >

Movilidad sostenible – Por Pedro Fernández Arcila

   

Recientemente se ha presentado un estudio sobre la movilidad sostenible en Santa Cruz de Tenerife elaborado por un equipo de profesionales canarios altamente cualificados. Este trabajo había sido largamente demandado por los concejales de Sí se puede como paso previo para la elaboración del Plan de Movilidad Urbana que sirviera como factor del cambio hacia prácticas más sostenibles en la ciudad. Los PMUS (Planes de Movilidad Urbana Sostenible) tienen como objetivo fundamental la potenciación del trasporte público en detrimento del privado, permitiendo eliminar las tendencias asociadas a este tipo de transporte individual como la construcción de más y más carreteras, una de las decisiones territoriales que más daño ambiental ocasionan a nuestra isla. Lamentablemente la discusión tan pobre que ha habido en el consistorio, el escaso interés del gobierno local por propiciar un debate público con la ciudadanía y los sectores más directamente implicados y la cercanía de las elecciones locales ha supuesto que, este asunto clave para el desarrollo de Santa Cruz, se posterga como la asignatura que le queda pendiente a un mal estudiante.

El documento nos ofrece una información muy valiosa sobre el estado en que se encuentra la movilidad en nuestro municipio y avanza unos diagnósticos igualmente interesantes. Por ejemplo la pérdida paulatina de viajeros del transporte urbano de guaguas, detectado en un 15% entre el 2009 a 2013, o los bajos índices de la eficacia de este medio público de movilidad (muy por debajo de la media española) son elementos para la reflexión que nos obligan a mejorar un transporte que, por su versatilidad y capacidad, es esencial para los barrios de Santa Cruz. Pero sin duda alguna, el apartado más importante de este estudio es el que permite reflexionar sobre algunos escenarios alternativos frente a las propuestas oficiales de continuar con la tendencia de favorecer el transporte privado resolviendo los problemas de movilidad a través de incrementar la construcción de nuevas carreteras (vía exterior, vía de litoral o vía de cornisa) y que, de manera machacona, vienen repitiendo los documentos de planeamiento territorial y urbanístico desde hace más de veinte años. Esta vieja propuesta de los hasta ahora gobernantes políticos insulares y locales representa el 90 % del coste de la ordenación de la red viaria lo que, unido a la ausencia de previsiones inversoras importantes para convertir los medios públicos (taxi, guagua, tranvía) en elementos centrales de transporte urbano, condicionan de lleno la transformación que necesita Santa Cruz y el área metropolitana en materia de movilidad sostenible.

*concejal de sí se puede en el ayuntamiento de santa cruz