X
internacional >

“No cabe vengarse del que ofende a la religión”, dice Cameron al papa

   
El papa Francisco saluda a los fieles durante su recorrido por las calles de Manila. / REUTERS

El papa Francisco saluda a los fieles durante su recorrido por las calles de Manila. / REUTERS

EUROPA PRESS | Londres / Manila

El primer ministro británico, David Cameron, afirmó ayer que en una sociedad libre no hay cabida para la “venganza” contra quien ofende a la religión y responde así al Papa Francisco, quien recientemente advirtió de que “no se puede insultar la fe de otros”, en referencia al reciente ataque yihadista contra la redacción de la revista satírica francesa Charlie Hebdo, que publicó unas polémicas caricaturas de Mahoma, un atentado en el que murieron doce personas.

“Creo que en una sociedad libre existe el derecho a ofender por la religión de otros. Soy cristiano. Si alguien dice cosas ofensivas sobre Jesús, yo me ofendería. Pero en una sociedad libre no tengo derecho a vengarme de ellos”, afirmó Cameron en una entrevista con la cadena de televisión estadounidense CBS.

El primer ministro argumentó que “tenemos que aceptar que los periódicos y revistas pueden publicar cosas que son ofensivas para ciertas personas, mientras sea dentro de la ley”. “Eso es lo que debemos defender”, apuntó.

El pasado jueves, durante el vuelo hacia Filipinas para una visita oficial, el Papa dijo a los periodistas que la libertad de expresión “tiene un límite” y que no se puede “insultar” ni “bromear” sobre la religión de otros porque esto es “provocar”. “Si mi buen amigo, el doctor Gasparri (uno de sus colaboradores) insultara a mi madre, puede esperarse un puñetazo. Es normal. No puedes provocar, no puedes insultar las creencias de otros. No puedes burlarte de la fe de otros”, dijo entonces el Papa.

Francisco I, ante varios millones de personas que participaron en la misa última misa, en Manila, de su viaje apostólico por Asia, afirmó que “la pobreza y la corrupción han desfigurado el mundo”. En su cuarto y último día en Filipinas, Francisco dijo que el mundo es “un jardín maravilloso” del que se nos ha pedido que tengamos “cuidado”, pero del que se ha “desfigurado la belleza”. Así denunció que el hombre ha destruido “la unidad y la belleza de la familia humana con estructuras sociales que perpetúan la pobreza, la falta de educación y la corrupción”.

Durante la celebración en el Rizal Park, un área de unas 60 hectáreas, el papa ha expresado que su “alegría” al poder celebrar este domingo del Santo Niño con los millones de personas que allí se reunieron, al tiempo que ha recordado que “quien no acoge el reino de Dios como lo acoge un niño no entrará en éste”. “Tenemos que cuidar a nuestros jóvenes, no permitir que les roben la esperanza y queden condenados a vivir en la calle”, apostilló.