X
tribuna >

¿Nueva Latinoamérica? – Por Gerardo Settecase

   

Como siempre, tras desear salud, progreso, paz, libertad, democracia, y acceso a derechos garantizados constitucionalmente, ya vivimos Año Nuevo. Ritual repetido aquí y, allende el Atlántico, en una Latinoamérica donde 2015 será año de expectativas políticas ante importantes elecciones parlamentarias y presidenciales, como en relaciones continentales tras el acercamiento entre una Cuba y un Estados Unidos que ha redescubierto el valor estratégico en seguridad y economía de su patio trasero, hoy invadido por Rusia y China.

Pero será tarea difícil para los pueblos latinoamericanos alcanzar esos deseos expresados junto al resonar de las campanadas que anunciaban el 2015, pues a la vez que Gobiernos de derecha e izquierda no cesan en quitarles derechos, ante la dejadez de la Unión Europea y el acercamiento de China y Rusia, Estados Unidos intentará recuperar su liderazgo regional a cualquier precio, encontrando fuertes resistencias. Algo así como un gran choque de tres trenes.
Resistencias en lo económico de un gigantesco Brasil, y en lo político de lideres regionales que, aliados a Pekín y Moscú, como el venezolano Nicolás Maduro, la argentina Cristina Kirchner, el ecuatoriano Rafael Correa, el boliviano Evo Morales o el nicaragüense Daniel Ortega, aspiran a perpetuarse en el poder con represión, con ideologización, o con elecciones de dudosa transparencia.

Solo un Estados Unidos con una diplomacia que no trate a Latinoamérica como lo hiciera por dos siglos, es decir un mercadillo donde comprar materias primas por monedas y desestabilizar gobiernos “díscolos”, derrumbará por si solos a esos totalitarismos, minimizará la influencia china y rusa, y eliminará su estigma de Imperio al compartir crecimiento, ayudando así a cumplir los deseos de los pueblos latinoamericanos: progreso, paz, libertad, democracia, y acceso a derechos hoy cercenados en muchos de sus países. Entonces si será un Feliz 2015.