X
análisis >

Otro aval para la recuperación – Por Carmen Tomás

   

Hace unos días, los que llegaron tarde a la crisis y ahora a la recuperación, se mofaban de las declaraciones del presidente del Gobierno en las que aseguraba que la recuperación está en marcha y que la parte más fuerte de la crisis era historia. Datos a Rajoy no le faltan para realizar ese tipo de declaraciones. No se puede poner en duda que han aumentado en casi 500.000 las nuevas afiliaciones a la Seguridad Social, que se ha reducido el déficit público, que la industria y los servicios empiezan a tirar, se venden casas y coches. Obviamente, no todo lo bueno que le ha pasado a la economía en la última parte del año y tampoco parte de lo que ocurra en 2015 será por la mano del Gobierno y me refiero al precio del petróleo o a la paridad euro-dólar.

En todo caso, las medidas de reforma, el ahorro en la administración, la generación de confianza han sido importantes y nos ha puesto de nuevo en el mapa de los países serios y no en el pelotón de los torpes. Este martes, el FMI ha presentado sus últimas previsiones y sitúa a España junto a Estados Unidos como únicas economías del mundo que van a mejorar. Concretamente, el organismo prevé que España crezca en 2015 un 2%, tres décimas más de lo que había previsto anteriormente y un 1,8% en 2016. Alaba las reformas y se muestra preocupado por el desempleo y el auge del populismo.

No es que a mí el FMI me dé plena garantía. Los que me siguen ya lo saben. Por eso más que a los datos, a las previsiones, al FMI hay que seguirle en las tendencias y ya son seis las veces que ha revisado al alza las previsiones para nuestro país.

Por supuesto que aún falta tiempo para que la economía pueda absorber toda la mano de obra que se perdió en la crisis. El jueves conocimos la EPA del cuarto trimestre y la analizaremos con más argumentos.

En todo caso, no cabe duda de que los datos van a ser mejores que los de estos últimos años y con crecimientos de la economía aún bajos, del 1,3-1,4%. Si en 2015, como ya aseguran algunos analistas, el PIB se puede ir hasta el 3%, podríamos ver cómo se generan 600.000 puestos de trabajo o más. Veremos.