X
soliloquio >

Reyes Magos, llévenselos… – Por Ramiro Cuende Tascón

   

Cómo le fue la Nochevieja, y el año nuevo? Ve como no pasó nada, algún que otro encuentro, o desencuentro. Lo de siempre, la vida que vive por libre y el destino que destina como le viene en gana. Despedí el año dos veces, la primera con aceitunas, y la segunda con las uvas que nos encontró Sonia la musa de la fiesta, dulzura andando, disfrutaba con lo que hacía y con el equipo en el que jugaba; Jesús, José, Ana. Un lugar en ninguna parte. Empieza el 2015, irá de mentiras y falsas promesas a incumplir no lo dude. ¡Qué raro suena! Se me ocurre que si son falsas y se incumplen, es como multiplicar menos por menos que da Artur, al que le queda una semana para que Junqueras le dé otra. En lo que nos ocupa la matemática no opera, no tienen ni idea, ni la quieren tener.

Este año como la economía va de sueño, el presi de España y del pepé, y sus sumisos ministros del ramo nos suben el sueldo y las pensiones con sumo cuidado para que no se cojan más vicios. Digno de agradecer. Tras afirmar el despegue de la economía para el nuevo año, Rajoy afirma que si los precios no suben no tienen que subir, ni las pensiones, ni los salarios de los empleados. O sea, 2 euros de subida al mes para los mayores, y 3 para los que gocen de un trabajo mínimo y popular. ¿Qué se creían, malgastar? Nuestra vida va a ser menos consumista aun, disminuirá el crédito y se parará la existencia, no tiene que ser para mal.

Quizá no tengamos más remedio que afrontar las grandes cuestiones que los usureros, y sus usuras bendecidas por estos pasmosos gobiernos a los que votamos sin imaginar como eran. Nos hemos hecho a vivir de otra forma; unos lo aceptan por miedo a perder lo poco que les queda, y otros por la añoranza de volver al pasado, a donde nunca se volverá porque es imposible y no les cabe en la cabeza a los que se siguen poniendo las botas a cambio de nuestra calma dignidad.

Ya lo dijo Ortega Y Gasset, la vida es una serie de colisiones con el futuro: no es una suma de lo que hemos sido, sino de lo que anhelamos ser. Me sirve para hacerle ver que este año es muy importante para decidir el futuro común, y de paso decirle que no se deje amedrentar por nadie, ni por los ruínes recados apocalípticos de los santos.
Nos enfrentamos a la usura del dinero y de los poderosos, cuanto más margen les damos, más quieren, son insaciables. Y de paso pedirle a los Reyes Magos que se lleven a tanto mangante a trabajar buscando basura en el desierto de Gobi, no sin antes devolver euro a euro todo lo mangado. Gracias por adelantado.