X
EDUCACIÓN >

El seguro sanitario de más de 17.000 docentes canarios puede verse reducido por los recortes estatales

   

profesor maestro alumnos clases jg

DIARIODEAVISOS.COM | Santa Cruz de Tenerife

Más de 17.000 profesores canarios corren el riesgo de sufrir recortes en sus prestaciones sanitarias. Las entidades que tienen convenio con Muface –la Mutualidad General de Funcionarios del Estado- han anunciado una reducción de los servicios de varios hospitales españoles de Madrid y Barcelona, tijeretazo que amenaza con extenderse a más centros y repercutir de manera importante en la cobertura de los mutualistas. El sindicato ANPE CANARIAS se ve obligado a manifestar su preocupación y pide al Gobierno que, a través del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, garantice la cobertura actual de prestaciones sanitarias.

Hasta hace unos años, todos los funcionarios de carrera podían escoger entre la Seguridad Social o la cobertura a través de otras entidades privadas, gestionada por Muface, organismo dependiente del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. A través de una resolución de 18 de diciembre de 2014 (BOE 20/12/14) se firmó un nuevo convenio de prestación sanitaria para el año 2015 con las entidades de seguro Asisa, Adeslas, DKV e Igualitario de Cantabria, en términos y condiciones parecidas a las de los años precedentes. A pesar de ello, estas entidades han anunciado que van a reducir en 2015 las especialidades concertadas con Muface, lo que ha generado mucha incertidumbre entre el profesorado.
Según datos de recabados por ANPE CANARIAS, en Educación Infantil, Primaria y Secundaria hay 7.820 docentes de la provincia de Santa Cruz de Tenerife que tienen su asistencia sanitaria en manos de Muface. Esta cifra asciende a 9.590 en Las Palmas de Gran Canaria. A estos datos hay que sumar el profesorado universitario (1133 en Tenerife y 810 en Las Palmas), además del contratado y el jubilado, lo que incrementaría muchísimo el total de afectados.

El presidente de ANPE CANARIAS, Pedro Crespo, recuerda que el Estado tiene como uno de sus principales deberes y obligaciones garantizar una sanidad de calidad y en igualdad de condiciones para todos los ciudadanos y exige que la crisis no vuelva a ser la excusa para acometer un nuevo retroceso en derechos consolidados.

En la misma línea, el presidente nacional del sindicato, Nicolás Fernández, ha manifestado su preocupación y ha remitido una carta al director general de Muface, Gustavo Blanco, para solicitar una entrevista y conocer la situación real y las medidas que se piensan adoptar para corregir esta situación. Además, Fernández quiere que el encuentro sirva para exponer otros temas que son motivo de preocupación en estos momentos por parte de los funcionarios docentes integrados en Muface.