X
NACIONAL >

El Tribunal Superior catalán ve indicios de desobediencia en Mas

   
El presidente catalán ha enviado una carta a los líderes europeos para solicitar el apoyo a la consulta soberanista

Artur Mas. / FOTO DE ARCHIVO

EUROPA PRESS | Barcelona

La Sala Civil y Penal Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ve “indicios” de desobediencia del presidente de la Generalitat, Artur Mas, por lo que lo investigará por la convocatoria del proceso participativo del 9 de noviembre sobre la independencia de Cataluña.

En varios autos en respuesta a quienes se querellaron contra Mas y otros miembros del Govern por el 9N y recogidos por Europa Press, el tribunal considera que existen indicios de que Mas; la vicepresidenta, Joana Ortega, y la consellera de Enseñanza, Irene Rigau, no acataron la “orden expresa” del Tribunal Constitucional de suspenderla. “Continuaron los actos preparativos, la publicidad institucional, la realización de actos administrativos de desarrollo de carácter verbal o por la vía de hecho hasta llevar a cabo, en edificios públicos de Cataluña, las votaciones del día 9 de noviembre de 2014, hecho del que se responsabilizó públicamente el presidente”.

Concretamente, se les investigará “por el delito de desobediencia grave cometido por autoridades públicas. El artículo 410.1 del Código Penal se refiere a “las autoridades o funcionarios públicos que se negaren abiertamente a dar el debido cumplimiento a resoluciones judiciales, decisiones u órdenes de la autoridad superior”.

El artículo 410.1 del Código Penal

El TSJC ya anunció en diciembre que, de las querellas y denuncias contra Artur Mas, Joana Ortega e Irene Rigau, admitía las que estuviesen relacionados con la supuesta desobediencia al organizar el 9-N, “así como todos aquellos hechos que, de manera directa o indirecta, estén relacionados”. Ahora ha respondido por escrito individualmente a cada uno de los querellantes. El tribunal no aceptó, sin embargo, las querellas y denuncias que se habían presentado contra el conseller del Interior, Ramon Espadaler; el portavoz del Govern, Francesc Homs; el líder de ERC, Oriol Junqueras; la presidenta del Parlament, Núria De Gispert, y los miembros de la Mesa de la Cámara catalana Anna Simó, Lluís Corominas, Josep Rull y David Companyon. En la contestación a los recursos, el TSJC argumenta que la querella -en concreto, la de Manos Limpias- no puede ser admitida en relación a Espadaler porque, al ser el máximo responsable del orden público, cumplía “los deberes propios de su cargo” al desplegar a los Mossos d’Esquadra por razones de seguridad. En el caso de Homs, dice que no se le pueden atribuir las actuaciones presuntamente delictivas.