X
CD TENERIFE >

Uli cree que no encajó en el club

   
Uli Dávila, a su salida de las oficinas del club insular ayer, tras firmar su desvinculación como blanquiazul. / DA

Uli Dávila, a su salida de las oficinas del club insular ayer, tras firmar su desvinculación como blanquiazul. / DA

O. H. | Santa Cruz de Tenerife

Se acabó la etapa de Ulises Dávila en el CD Tenerife. En la mañana de ayer el jugador, que ya no acudió al entrenamiento matinal con sus ya excompañeros, pasó por las oficinas del CD Tenerife en el estadio Heliodoro Rodríguez López. Solo y sonriente, Uli despachó 20 minutos con Alfonso Serrano para el trámite de rubricar su desvinculación del cuadro insular. El resto estaba ya acordado, así como su cesión al equipo portugués del Vitoria de Setubal hasta el 30 de junio.

Tranquilo y con ganas de empezar una nueva etapa, el atacante mexicano atendió a Teide Radio y explicó en el programa Deporte Directo sus sensaciones a la hora de cerrar su estancia en la Isla. “Es parte de este negocio y tampoco pasa nada; sabemos que a veces el fútbol tiene estas cosas y ya está”, manifestó el jugador del Chelsea, quien señaló que “para nada” se marcha frustrado después de no haber podido triunfar en el CD Tenerife. A la hora de resumir su tiempo en el equipo blanquiazul, y preguntado por las causas de por qué no se vio al Uli Dávila que se esperaba, el azteca asume su parte de culpa. “No tuve muchos minutos”, lamentó, para añadir que él tampoco estuvo a la altura. “Es cierto que cuando jugué no lo hice de la mejor manera”, eso sí, “no porque no haya querido”, matizó.

Le gusta Portugal

A Uli le espera ahora una nueva etapa en Portugal, concretamente en el Vitoria de Setubal, decimoquinto en una Liga de 18 equipos, y con carencias ofensivas. El ex del Córdoba considera su nuevo destino como “un lugar atractivo”, el campeonato luso. “Juegas en Primera, en Portugal y vuelves a estar en el ojo del huracán”, explicó Dávila.
En el momento de su adiós al Tenerife, el mediapunta de Guadalajara no cree que fuera culpa de Álvaro Cervera el hecho de no acabar de entrar en la dinámica de la titularidad del equipo. “Son muchas cosas, aunque es verdad que, aunque no estuve bien, no se me dieron minutos y no tuve la confianza del entrenador, pero no es culpa de nadie”, especificó sin querer reprochar nada a nadie en el club. “A mí me gusta salir bien de todos lados y no tengo reproches hacia nadie”, indicó.

“Así es el fútbol, a veces salen las cosas bien y otras no tanto; no hay que darle más vueltas”, asegura Ulises Dávila. El futbolista centroamericano sabe que a su llegada al Tenerife se depositaron muchas expectativas e ilusiones en su figura desde la afición tinerfeñista. “Se lo agradezco a la gente; siempre he sentido su apoyo y me han tratado espectacular en Tenerife y me hicieron sentir como en casa”, dijo Dávila, quien tiene claro que este paso de romper su relación con el CD Tenerife “es lo mejor que puede pasar para las dos partes”, detallando que “si no encajas en un lugar, futbolísticamente tienes que buscar otras alternativas”, valorando también que esta puede ser una “buena oportunidad” para seguir avanzando en su carrera deportiva.

“Esta es una etapa más en mi carrera y de todo se aprende”, declaró Uli, quien apostilla que se marcha “sin recelo” del equipo que apostó por él hace cinco meses. Por otro lado, preguntado por la situación actual del equipo tinerfeño, y su futuro en la Liga Adelante, Dávila no tiene dudas de que los blanquiazules acabarán saliendo de la dinámica negativa en la que están inmersos. “Hay muy buen equipo y tienen que salir adelante”, deseó. “El equipo no ha estado tan bien hasta ahora, pero hay jugadores de mucha calidad y experimentados”, por lo que está seguro de que “la cosa tiene que salir bien por cómo se trabaja”.

Por último, quiso agradecer a los seguidores del CD Tenerife “la ilusión” con la que lo recibieron. “Yo tenía muchas ganas de hacer las cosas bien. Por mi parte nunca me guardé nada, dejé todo lo que tenía que dejar para que todo fuera mejor”, concluyó un jugador que deja un balance de 10 partidos jugados y un gol como blanquiazul.