X
automovil >

Las ventas de coches diésel caen años ante las posibles restricciones en grandes ciudades

   
Diesel Gasoil

La tendencia está orientada hacia vehículos cada vez menos contaminantes, por conciencia ecológica como económica. / DA

EUROPA PRESS | Madrid

Las ventas de automóviles con motores diésel han experimentado una caída del 5,3% en el mercado español en los últimos siete años, a raíz de amenazas como las futuras restricciones al tráfico en las grandes ciudades, según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT) recogidos por AutoScout24.

La plataforma internacional indicó que otro de los motivos de esta ‘demonización’ de los coches diésel es la mayor penalización fiscal por contaminar hasta cuatro veces más que uno de gasolina, lo que ha provocado que la cuota de este tipo de vehículos haya pasado del 74,6% en 2007 al 70,6% en 2014 (con datos hasta noviembre del año pasado).

Por su parte, las entregas de vehículos de gasolina han crecido un 10,3% en este período, pasando del 25,1% de penetración en 2007 al 27,7% el año pasado, mientras que otros modelos han subido un 750% en dicho período, con una cuota del 0,2% hace siete años y del 1,7% en 2014.

Ante estas cifras, AutoScout24 indicó que parte de la demanda de diésel se ha pasado a gasolina por las medidas restrictivas planteadas para cumplir con los planes de calidad del aire y adaptarse a las exigencias de la Unión Europea, especialmente en ciudades con altos índices de contaminación.

Por otro lado, destacó que los vehículos de gasolina cada vez tienen consumos más contenidos, lo que motiva a muchos conductores a ahorrarse los 2.000 euros de diferencia media que existe entre la compra de coche de gasolina y uno diésel. A esto también contribuye la caída del precio del combustible.

El director general de AutoScout24, Gerardo Cabañas, afirmó que la tendencia está orientada hacia vehículos cada vez menos contaminantes, tanto por conciencia ecológica como económica, “demostrando que poner en marcha iniciativas que reduzcan la contaminación no sólo es mejor para el entorno y la salud, sino también para el bolsillo”.