X
economía >

Los canarios mejoran su salario pero pierden poder adquisitivo

   
CC.OO. remarca que los trabajadores que están detrás de los expedientes no tienen otros ingresos. | DA

CC.OO. remarca que los trabajadores que están detrás de los expedientes no tienen otros ingresos. | DA

M. FRESNO | Santa Cruz de Tenerife

Los trabajadores canarios mejoran su remuneración. Aunque pueda resultar increíble, el salario medio de los canarios creció en el último trimestre del año pasado el 0,9% hasta alcanzar los 1.388 euros mensuales, siendo una de las comunidades con el comportamiento más favorable.

No obstante, este aumento no ha impedido que el Archipiélago continúe siendo la autonomía con el salario más bajo después de Extremadura (1.349 euros) y muy lejos de la remuneración media de la autonomía líder: el País Vasco (1.970 euros mensuales), de la media española (1.634 euros), y por supuesto, a años luz de los salarios medios de países europeos como Dinamarca (3.739 euros mensuales), Luxemburgo (3.009) o Finlandia (2.622).

El Monitor Adecco de Oportunidades y Satisfacción en el Empleo justifica este pequeño incremento en la caída del IPC, que ha logrado erosionar mínimamente el poder adquisitivo de los canarios. Así, mientras hace un año el salario perdía el 4,9% de su poder de compra, en la actualidad solo hace en el 0,8%. De hecho, como aspecto positivo hay que decir que de las 15 autonomías cuyas remuneraciones medias han perdido capacidad de compra, Canarias es la cuarta que menos ha perdido. En el otro lado, están Galicia y Madrid, que lejos de perder han ganado capacidad adquisitiva, 54 y 228 euros mensuales, o lo que es lo mismo, 648 y 2.736 euros anuales. A nivel nacional, el salario medio español, situado en 1.634 euros mensuales, ha sufrido desde diciembre de 2012 una pérdida de capacidad de compra equivalente a 26 euros al mes (312 anuales).

En Canarias, el quebranto ha sido menor, ya que equivale a 12 euros al mes (144 anuales). Estos datos se refieren al último año. Viendo la evolución del poder adquisitivo en los últimos cinco años, las cifras cambian, ya que todas las autonomías presentan pérdidas. En el caso concreto de Canarias, por ejemplo, la pérdida es similar a la del conjunto nacional, y se coloca en el 7%, que conlleva haber perdido 104 euros por mes (1.248 euros anuales). Es decir, que el asalariado medio canario ha perdido un poco menos de una de sus 12 pagas anuales en los últimos cinco años.

El informe del Monitor Adecco también analiza el apartado de la seguridad en el empleo no solo teniendo en cuenta la siniestralidad, sino también aspectos como la cobertura por prestación por desempleo o el tiempo que se tarda en reincorporarse al mercado laboral. En este contexto, Canarias se coloca en la última posición, ya que el paro de larga duración sigue penalizando al Archipiélago. Este afecta a 172.000 personas (47,8% de los desempleados), una cifra 12 veces mayor que al principio de la crisis y la más alta del conjunto nacional. Esto tiene una explicación sencilla y es que la mayor parte de las contrataciones se producen en los desempleados de corta duración. Además, un parado de larga duración implica un mayor número de personas a las que se les ha acabado la prestación por desempleo. Otro listado donde Canarias también es líder. Actualmente, un 39,2% de los parados canarios cobra una prestación por desempleo, un porcentaje que llego al 77% a comienzos de 2008. Esto implica que de los 342.000 parados que hay en el Archipiélago canario, 129.300 perciben una prestación por desempleo y 212.700 no.

Los conflictos
En cuanto a las oportunidades laborales, Canarias también se encuentra entre las regiones con menores salidas profesionales. Tras caer sin interrupciones desde que comenzara la crisis, el número de empresas creadas en relación con la población comenzó a recuperarse a partir de junio. Ahora suman en Canarias 26,8 por cada 1.000 habitantes. Además, los 20.000 puestos de trabajo creados en las Islas a lo largo de 2014 se descompone en 11.700 ocupados a tiempo parcial y 8.300 a jornada completa. A esto hay que añadir que el número de trabajadores afectados por medidas de regulación de empleo en Canarias (ERE) se situó en 2.650 personas, lo que supone un descenso del 69,1% respecto a 2013 y convierte a las Islas como la comunidad que presenta una mayor caída.
Con respecto a los conflictos, la comunidad autónoma es una excepción a la tendencia general y es la región donde la cantidad de huelgas más ha aumentado (13,1%), hasta alcanzar los 18,1 conflictos por cada 100.000 compañías.