X
granadilla >

Apoyo municipal a la Casa de Acogida para Inmigrantes

   

DIARIO DE AVISOS | Granadilla

El Ayuntamiento de Granadilla de Abona ha mostrado su apoyo al servicio que presta en el municipio la Casa de Acogida para Inmigrantes San Antonio de Padua de Cáritas, sita en el casco, con la concesión de una subvención de 12.000 euros, garantizando así la permanencia del único centro de la Isla de estas características. El alcalde, Jaime González Cejas, acompañado de la concejala de Servicios Sociales, Ana Esther Flores Ventura, se reunió con el presidente de Cáritas, Leonardo Ruiz del Castillo, y la coordinadora del proyecto, Arancha Méndez.

González Cejas explica que el Consistorio respalda con esta ayuda económica un “importante” recurso de Cáritas en el municipio y para toda la Isla, y con una larga trayectoria en el casco granadillero. “Es un merecido apoyo económico para un recurso que cubre una importantístima labor en pro de los que más lo necesitan y con el que mantenemos una estrecha colaboración durante este mandato”, puntualizó.

Añadió que la cantidad económica, perteneciente a la partida de la Concejalía de Servicios Sociales, avala el compromiso del grupo de gobierno con las políticas sociales en estos años de mandato. Por su parte, Ana Esther Flores argumentó que “a pesar de la compleja situación económica en la que estamos inmersos y los recortes por parte del Gobierno del Estado, creemos que hay que hacer un esfuerzo y centrar la mayor parte de nuestros presupuestos en los servicios sociales”.

El director de Cáritas Diocesana de Tenerife, Leonardo Ruiz, destacó que el apoyo del Consistorio al Proyecto de Inmigrantes San Antonio de Padua supone un “respaldarazo muy importante” para ampliar la atención a las necesidades básicas y la integración sociolaboral de estas personas, así como para continuar con su seguimiento y asesoramiento. Además, anunció que para este año el proyecto también incluirá la atención no sólo a la población inmigrante, sino que también facilitará el acceso a todas aquellas personas de la Isla que se encuentran sin hogar”.
Este alojamiento temporal en la Casa de Inmigrantes comenzó su andadura hace 15 años.