X
CD TENERIFE >

Arranca la era Raúl Agné

   
El entrenador blanquiazul confía en la respuesta del público del Rodríguez López. / SERGIO MÉNDEZ

El entrenador blanquiazul confía en la respuesta del público del Rodríguez López. / SERGIO MÉNDEZ

JOSÉ ANTONIO FELIPE | Santa Cruz de Tenerife

El CD Tenerife afronta una nueva jornada liguera en la que la llegada de Raúl Agné al banquillo blanquiazul es la principal novedad, y el principal aliciente, de cara a poder revertir su mala dinámica de juego y resultados. Los insulares reciben a un Girona FC que no parece rival propicio al ser el mejor equipo a domicilio de toda la Segunda División.

Pero, más allá del aspecto futbolístico, se espera también que el ambiente en el Rodríguez López varíe con respecto a lo vivido en las últimas jornadas. Se espera una buena entrada para la tarde de hoy, a pesar de la amenaza de lluvia y, sobre todo, dejar atrás el ambiente, que llegó a ser irrespirable, en fechas precedentes en el recinto capitalino.

Tras cuatro días de entrenamientos con sus nuevos jugadores, parece aún pronto para que Raúl Agné pueda variar demasiado al equipo tácticamente, aunque sí ha advertido que espera ver a un Tenerife que pise más el campo rival. Además, quiere que los suyos sean más agresivos y a la vez que conserven la solidez defensiva que ya tenían con Álvaro Cervera, por lo que las conclusiones, que se puedan sacar del encuentro de hoy, parecen precipitadas. Sí parece claro por los visto en las sesiones semanales que el aragonés optará por dos jugadores en punta, que en el día de hoy podrían ser Diego Ifrán y Aridane Santana, así como un doble pivote en el que uno de ellos fuera de corte defensivo y otro ofensivo. La elección de los nombres para esa posición es una de las principales dudas, aunque Agné podría decantarse por la pareja formada por Aitor Sanz y Kike Rivero para que parta de inicio frente a los gerundenses.

El Girona se presenta en Tenerife con la confianza de ser el mejor equipo a domicilio de toda la competición. Los catalanes han conseguido 24 puntos lejos de su estadio, los mismos que el CD Tenerife en lo que va de curso, destacando especialmente por su gran efectividad, principal arma de cara a un encuentro que debe de servir para cambiar la dinámica, de juego, resultados y anímica, de los chicharreros.

“Esto no será una revolución”

Raúl Agné anunció que no habrá “revoluciones” en el CD Tenerife de cara al encuentro de esta tarde frente al Girona CF. El máximo responsable técnico blanquiazul recalcó la necesidad de crecer “partido a partido”, notándose siempre “la voluntad”, de ir “a por cada partido”.
“Hay que hablar de intenciones como grupo, siendo conscientes de que hay camino por recorrer. Se tiene que notar esa voluntad de ir a por el partido. Se puede jugar mal, pero el esfuerzo tiene que ser máximo. No habrá revoluciones. Repito, lo que quiero ver es la intención”, señaló Agné en sala de prensa.

Sí deseó que para la nueva etapa que arranca hoy sus jugadores puedan contar con el respaldo de la afición insular: “Si nosotros le damos a la gente, sé que la afición empujará. Tiene que notar en nosotros ese esfuerzo grande. El CD Tenerife es un buen equipo, un club muy grande y tenemos que salir adelante entre todos”.

Gran disposición

Tras las primeras sesiones de trabajo con su nueva plantilla, Agné admitió que ha notado “muy buena predisposición” por parte de un vestuario que busca revertir su mala dinámica de resultados lo antes posible para escapar de los últimos puestos: “El entusiasmo en el fútbol es ganar partidos y valen todos los estilos, aunque sé lo que yo siento. Tenemos que ir al frente, no hay vida para atrás y hay que empezar a sumar puntos”.

Será un duelo especial para el entrenador, ya que el Girona CF fue su casa durante varias campañas, algo que puede ser una ventaja de cara al compromiso de esta tarde: “Conozco ese club y ese equipo. Ellos son un grupo que llega en un estado de forma muy grande, con una pegada brutal. Colectivamente tiene un espíritu muy grande, que le ha permitido sumar muchos puntos en tiempo de prolongación. Luego un portero en un muy buen estado de forma. Si nos esforzamos, le podemos ganar al Girona. Más que pensar en el rival, nosotros somos un buen equipo y jugaremos para ganar. Todos los rivales son duros”.
Por último, tuvo palabras de elogio hacia el canterano Cristo González, que ya entraba en los planes de Álvaro Cervera y que todo apunta a que seguirá en los de Raúl Agné: “Tiene un descaro muy grande. Hay que pulir sus defectos, pero también tiene muchas virtudes. Desafía constantemente al juego, tiene un descaro innato”.