X
POLÍTICA >

ATAN critica que “se privatice” la evaluación del impacto ambiental

   

Imagen divulgada por ATAN sobre el impacto de unas obras. / DA

Imagen divulgada por ATAN sobre el impacto de unas obras. / DA

V. P. | Santa Cruz de Tenerife

La nueva Ley de Armonización y Simplificación sobre Protección del Territorio y los Recursos Naturales “privatiza” el sistema público de evaluación de impacto ambiental de proyectos, derogando así la norma que venía rigiendo desde 1990 esta materia, la Ley de Prevención del Impacto Ecológico.

Una posibilidad contra la que ha alzado la voz la Asociación Tinerfeña de Amigos de la Naturaleza (ATAN), que advierte de que, si hasta ahora la fase de evaluar los impactos en manos públicas, se había convertido en “un mero trámite burocrático, con esta “privatización se puede esperar cualquier cosa menos que cumpla con el objetivo de conservación del territorio y los recursos naturales”.

Con la nueva ley, promotores podrán optar por someter su proyecto a la modalidad pública de evaluación de impacto ambiental a través de órganos administrativos, o bien a través del sistema de acreditación, por entidades colaboradoras en materia de calidad ambiental, que son organizaciones jurídico-privadas. A estas, además, se les otorga funciones de inspección, así como la vigilancia de las medidas correctoras o compensatorias fijadas en las declaraciones o informes de impacto ambiental.

Asimismo ATAN tacha de “desatino” que se “mantienen algunos de los disparates que contenía la derogada ley 11/1990”, de modo que las declaraciones de impacto ambiental y los informes de impacto ambiental (figura esta de nueva creación) solo son vinculantes en los espacios naturales protegidos y, además, no en todos, pues quedan fuera de esta garantía los parques rurales (parajes habitados y con usos humanos). Que esas resoluciones se apliquen, pues, dependerá del criterio del organismo público encargado de aprobar cada proyecto.

Por otra parte, ATAN critica que se derogue con la nueva ley la figura del “Área de Sensibilidad Ecológica (ASE)”, aquellas con valores naturales, culturales o paisajísticos intrínsecos, o por la fragilidad de los equilibrios ecológicos, y para cuya protección hasta ahora se exigía a los proyectos que se pretendían ejecutar en su interior una evaluación de impacto ambiental. Asimismo, según ATAN, se elimina este trámite para los proyectos de obras y trabajos financiados o promovidos por la Administración Pública canaria. Esta evaluación del impacto en las ASE sólo será obligatoria ya para los proyectos incluidos en los anexos I y II de la flamante normativa.

La nueva Ley de Armonización está en vigor desde finales de enero, después de que CC-CCN-PNC y el PSOE la aprobaran en el pleno del Parlamento. Los demás partidos votaron en contra.