X
SUCESOS >

Cae una banda de estafadores dedicada a la venta ilegal de inmuebles

   

EUROPA PRESS | Santa Cruz de Tenerife

La Guardia Civil, en el marco de la Operación ‘Veta’, ha desmantelado una organización criminal de estafadores que se dedicaba a la apropiación ilícita de inmuebles mediante falsificación documental y a su venta, apropiándose además de las ganancias y blanqueando posteriormente el dinero obtenido.

A raíz de esta operación han sido detenidas cuatro personas en la isla de Tenerife, una en la isla de La Palma, dos en la isla de Gran Canaria y una en la provincia de Lugo. Se les imputan los delitos de estafa, falsedad documental, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal.

Los hechos se iniciaron el pasado mes de octubre, cuando varios perjudicados pusieron en conocimiento de la Unidad Orgánica de Policía Judicial, de la Comandancia de la Guardia Civil de Las Palmas, una serie de presuntas irregularidades llevadas a cabo por un grupo de personas, las cuales se dedicaban a la usurpación y apropiación de bienes inmuebles, que luego vendían como suyas.

La investigación permitió saber que uno los integrantes de este grupo organizado actuaba incluso desde Cuba, desde donde obtenía una serie de identidades de antiguos emigrantes canarios que se habían desplazado, desde finales del siglo XIX, al citado estado caribeño, y que en la actualidad sus legítimos propietarios poseían propiedades en Canarias.

Los integrantes de esta trama se hacían pasar por propietarios, mediante la obtención previa de la identidad de los antiguos emigrantes canarios, de parcelas rústicas y urbanas, así como de viviendas, todo ello sin el conocimiento ni consentimiento de sus legítimos propietarios.

Al parecer, éstos tenían conocimiento de los hechos cuando, personados en sus propiedades, comprobaban que las mismas se encontraban en venta, pudiendo comprobar en algunas ocasiones cómo, mediante diversos cauces publicitarios, se ofertaban a la venta sus legítimas propiedades.

Debido a que las propiedades no se encontraban actualizadas en el Registro de la Propiedad, los detenidos se hacían pasar por los propietarios de los inmuebles presentando documentos expedidos en la República de Cuba, tales como poderes especiales, declaratorias de herederos, adjudicación de herencia, certificaciones de nacimiento y defunciones, aceptaciones de herencia, etcétera.

A través de estos documentos falsos y mediante la realización de protocolos notariales ya en España, se lograba el registro de los inmuebles en el Registro de la Propiedad, así como en el Registro Catastral, dando una apariencia de legalidad a las citadas operaciones fraudulentas de venta de terrenos.

A continuación, estas propiedades eran puestas a la venta, anunciando las mismas por diversos medios. En muchos casos, y con el fin de hacer las mismas más atractivas, eran ofertadas por un precio inferior al precio de mercado. Posteriormente, y con el fin de blanquear el dinero obtenido, se creó un entramado empresarial encargado de la afloración legal de las ganancias, casi siempre mediante la creación de empresas ficticias o fantasmas.

REGISTROS Y DETENCIONES

En base a las diferentes investigaciones realizadas por la Guardia Civil, se procedió, entre los pasados días 03 y 10 del presente mes, a la detención de todas las personas que integraban este grupo criminal en España. Concretamente se detuvieron a cuatro personas en la isla de Tenerife, una en la isla de La Palma, dos en la isla de Gran Canaria y una en la provincia de Lugo.

A su vez se realizaron dos registros en domicilios de los detenidos y uno en una sede empresarial vinculada a los detenidos, interviniendo la Guardia Civil cuatro vehículos, 48.300 euros en metálico, varios equipos informáticos y gran cantidad de documentación.

A través de la investigación llevada a cabo se pudo comprobar la existencia de numerosos perjudicados, en este caso los propietarios legítimos de los inmuebles usurpados por los detenidos, ascendiendo los mismos a un total de 32 perjudicados. A su vez, la Guardia Civil logró el esclarecimiento de un total de 44 hechos delictivos (22 delitos de estafa y otros 22 de falsedad documental).