X
entre nosotros>

Casimiro, ¡hundido! – Por Juan Henríquez

   

Últimamente el PSOE sólo me daba disgustos, pero la decisión de la Ejecutiva Federal de prescindir de Casimiro Curbelo para encabezar la lista al Cabildo gomero, y destituirlo de la Secretaría General del partido, constituyendo una gestora que entre otras misiones deberán gestionar las próximas elecciones de mayo, ¡pues qué quieren que les diga!, que me han dado una enorme satisfacción personal, que además, pienso que muy compartida por buena parte de los gomeros, y de los canarios en general. Con esta decisión de acabar con el virrey gomero subido al pedestal de los intocables dioses de la política extorsionadora, el PSOE puede que pierda un millar de votos en La Gomera, y que gane cinco millares en Canarias, pero en cualquier caso, la credibilidad se verá gratamente compensada. No debería ser el único gesto del PSOE canario, porque arrastra un lastre de personajillos que piensan que su cargo político es una finca particular, para la que incluso, se permiten dejarla en herencia familiar. Blanco y en botella. Aquí los grandes perdedores del derrocamiento de Casimiro Curbelo, aparte de él mismo y sus lameculos y correveidiles, será la candidata Patricia Hernández, y su equipo, que habiendo apostado fuertemente por el personaje, Pedro Sánchez no ha dudado en anteponer el Código Ético a un puñado de votos procedentes de comportamientos políticos mafiosos. De momento, por ejemplo, nadie se ha preocupado de hacer público el patrimonio con el que entró Casimiro Curbelo a la política, y con el que cuenta en la actualidad. ¿Le gustaría saberlo?, ¡a mí también, no te jode! Pero…, tras escuchar al mentor del socialismo español, el multi remunerado Felipe González, que ha dicho: “Es un error primar la democracia interna sobre los resultados electorales”. Vamos a ver señorito Felipe, porque hace algún tiempo que dejé de llamarlo compañero, una pregunta: ¿es que entre usted y Berlusconi no hay diferencias? Ahora entiendo su eslogan: ¡Chorizos al poder!