X
POLÍTICA >

CC y PSC afean al PP su escaqueo de la reforma del Estatuto canario

   
José Miguel Barragán. / DA

José Miguel Barragán. / DA

VICENTE PÉREZ | Santa Cruz de Tenerife

Los socios en el Gobierno canario, CC y PSOE, han reprochado al PP su decisión, adelantada ya el pasado año pero ratificada hace unos días en este diario por su secretario general en Canarias, Asier Antona, de no participar en los debates parlamentarios previos sobre la reforma del Estatuto de Autonomía, alegando que “no es prioritaria” sino una “cortina de humo” para desviar la atención de los auténticos problemas sociales y económicos de las Islas. Antona anunció también que en las Cortes Generales el PP tampoco apoyará el Estatuto que salga de Canarias.

Tanto CC como PSOE afean a los diputados del PP que incumplan con su obligación de acudir a las ponencias del Parlamento canario en las que, a partir de este mes, se debatirá la reforma estatutaria, al tiempo que les reprochan que en otras comunidades autónomas sí se hayan aprobado iniciativas similares con el respaldo de los populares, y en cambio aquí la veten.

El portavoz parlamentario de CC-CCN-PNC, José Miguel Barragán, lamenta que el PP “anteponga sus intereses partidistas a su labor en el Parlamento en beneficio de los ciudadanos porque, aunque se empeñen en decir lo contrario, una reforma del Estatuto redundaría en beneficio de la ciudadanía canaria en cuestiones tan importantes como la conectividad, un afianzamiento del REF, de forma que los canarios y las canarias recibirían del Gobierno de España el dinero que les corresponde, o podríamos tener una gestión directa de puertos y aeropuertos, de forma que se evitarían atropellos como el que el Gobierno de España pretende hacer con la privatización de AENA, que perjudica, sobre todo, a Canarias”. “La movilidad entre islas y con la Península, por ejemplo, no puede estar a expensas de empresas privadas que solo miran beneficios económicos”, añade. Para Barragán, que también es secretario general de CC,“los diputados del PP han sido elegidos para trabajar y bajo ningún concepto pueden eludir esa responsabilidad que adquirieron con los ciudadanos negándose a participar en el debate y los trabajos de la Cámara”.

Por ello, insta a Antona a que explique “con razones contundentes por qué ese trabajo su partido sí lo hace en Castilla-La Mancha y no aquí, y me pregunto si, una vez más, consideran a los canarios ciudadanos de segunda”, al tiempo que le recuerda que el texto ahora en el Parlamento “se basa en consensos que se habían alcanzado en otra época con el PP, lo que hace aún menos entendible su postura”.

En esta misma línea, el portavoz parlamentario del PSOE, Manuel Fajardo, razona que “dentro de los obvios deberes de los diputados está el de asistir a las reuniones de los órganos de la Cámara” y opina que al menos el PP en la ponencia inicial debiera dar una explicación de por qué no presentará ninguna enmienda y por qué cree que esta iniciativa “nace muerta”.

A su juicio, “este discurso del PP son demagógicos y equivocados, porque Canarias es de las últimas comunidades que siguen teniendo un estatuto de segunda división, y no uno de nueva generación, como los que han reformado el propio PP y el PSOE en las Cortes, incluso en esta legislatura, pues ni siquiera en nuestro Estatuto se recoge que el presidente pueda disolver la Cámara y convocar elecciones”.

Fajardo: “Es el PP el que veta cambiar el sistema”

El portavoz del PSOE en el Parlamento canario rechaza que sea su partido y CC los que no quieran reformar el sistema electoral, iniciativa incluida en su propuesta de nuevo Estatuto de Autonomía (con una circunscripción autonómica junto a las insulares y rebajar las barreras de acceso al 15% insular y el 3% insular). “ Es el PP el que no quiere cambiarlo, no tiene voluntad de hablar, pues teme una lista regional, y su postura es cobarde porque no quiere decir cuál es su modelo de sistema electoral”. Fajardo opina que cuando el secretario general del PP canario, Asier Antona, sostiene que nunca apoyará aumentar el número de diputados, pero sí que las islas más pobladas tengan más, sólo deja una alternativa, quitar escaños a algunas islas, “y eso le puede crear un problema con las no capitalinas”.