X
TENERIFE >

Los consejeros insulares solo podrán recibir regalos de menos de 20 euros

   
Los miembros de la Corporación insular deberán adherirse en un mes a partir de la aprobación del texto. / S. M.

Los miembros de la Corporación insular deberán adherirse en un mes a partir de la aprobación del texto. / S. M.

JESSICA MORENO | Santa Cruz de Tenerife

En los últimos meses el Cabildo está impulsando varias acciones para fomentar el Gobierno Abierto, la transparencia y la participación ciudadana. De hecho, la pasada semana se dio cuenta del portal de transparencia en el que la Corporación insular volcará una serie de datos que hasta ahora no se hacían públicos. Estas medidas se acompañarán con el Código de Buen Gobierno, un documento que establece una serie de directrices que debe guiar el comportamiento de los miembros de la Corporación. El texto ya ha sido redactado, aunque su aprobación definitiva por el Pleno tendrá lugar, previsiblemente, a finales de este mes.

El texto, al que ha tenido acceso DIARIO DE AVISOS, establece entre otros aspectos las muestras de cortesía, atenciones protocolarias y regalos que podrán recibir los miembros de la Institución. En concreto, recoge que “no se podrá aceptar, recibir o solicitar, directamente o a través de terceros, y en consideración al cargo o puesto que se ocupa o desempeña, ningún regalo, dádiva, obsequio en metálico, invitación, favor o servicio, cualquiera que sea su naturaleza, ni para sí mismo ni para su círculo familiar o social. Ello incluye la no aceptación de entradas, vales, números de lotería o cualquier otro beneficio directo o indirecto, material o inmaterial”. Aún así, el código establece la excepción, para aquellos presentes cuyo importe sea igual o inferior a 20 euros, “dentro de un marco de cortesía, siempre que no concurra un conflicto de intereses”.

Para aquellos casos en los que el valor de los presentes sea superior a los 20 euros, el documento indica que “se procederá a la devolución del obsequio o atención a la persona o entidad oferente, acompañada de una notificación por escrito en la que se invoque el citado código. En caso de que resulte imposible materializar por cualquier circunstancia su devolución se procederá a la comunicación y remisión al Registro de Incidencias”.

El documento permite la aceptación, al entenderse como muestras o atenciones de cortesía institucional, “los obsequios, muestras de cortesía o atenciones oficiales o de carácter protocolario que se intercambien o se reciban en ejercicio de misiones institucionales”, aunque eso sí, estos pasarán a formar parte del patrimonio de la Corporación. También se permitirá “el abono por parte de terceros del desplazamiento, hotel y manutención para la asistencia como invitado de instituciones privadas, públicas o entidades dependientes de éstas a una actividad o reunión que tenga relación directa con el cargo que se ocupa, siempre y cuando sea proporcional y su aceptación no dé lugar a un conflicto de intereses”.

El código fija que las invitaciones a actos de contenido cultural o espectáculos públicos se aceptarán exclusivamente cuando se asista a los mismos en representación de la Corporación.

Por último, estipula que los responsables públicos en ningún caso aceptarán retribuciones dinerarias o en especie por la impartición de conferencias o participación en paneles de debate, salvo que la actividad se desarrolle en función de la actividad profesional, ajena a su función o cargo que desempeña en el Cabildo tinerfeño.

El documento

-¿Qué es? El Cabildo, mediante la aprobación del presente Código de Buen Gobierno, incorpora los principios del modelo de Gobierno Abierto y define las bases organizativas, de funcionamiento y de conducta individual que harán posible su puesta en práctica, con el fin de construir un sistema público basado en una nueva forma de interrelación con la ciudadanía, un sistema en búsqueda de la excelencia en su comportamiento y funcionamiento, que genere confianza, que estimule la participación y permita disponer de un sistema de rendición de cuentas sobre la actuación y gestión públicas. Esta iniciativa se enmarca en el contexto de la Ley 19/2013, de 9 de diciembre.

-¿A quién afecta? En concreto, deberán cumplir el documento los miembros y órganos directivos de la Corporación insular, electos y no electos; los empleados públicos, incluyendo el personal eventual, y el personal, incluyendo el de alta dirección, que presta servicios en los denominados entes dependientes del Gobierno insular.

-Suscripción. Una vez sea aprobado este documento, se deberá suscribir la declaración de adhesión al Código de Buen Gobierno del Cabildo, en el plazo de un mes a partir de la entrada en vigor del mismo.

-Difusión. El Gobierno insular se compromete a arbitrar los medios necesarios para la promoción, difusión y accesibilidad del código en la Corporación y para la ciudadanía.