X
entre nosotros >

Críticas a Podemos – Por Juan Henríquez

   

Que nadie piense que estoy contra Podemos. Al contrario, darles las gracias por haber recuperado el debate, que bastante falta que hacía, en la política española. Antes de la aparición de Podemos, todos nos habíamos atrincherados en la cobardía del silencio ante un sistema corrupto en una democracia mutilada en valores como la ética, moral y honradez, que brillan por su ausencia. Sin embargo, hay, de momento, algunos aspectos sobre los que quiero llamar la atención de Podemos. En primer lugar, no me parece justo que los líderes de Podemos machaquen de manera despiadada a los que, con nuestros aciertos y errores, hicimos posible la transición de la dictadura a la libertad y democracia. De la misma forma que rechazo radicalmente que excluyan del debate de la izquierda al PSOE y a IU, como si trataran de monopolizar la referencia de la izquierda, cuando en cualquier caso, hoy por hoy, Podemos representa a la indefinición ideológica. También me gustaría señalar a Podemos haberse instalado en el pedestal de los dioses intocables de la política española. Hay algo que deben corregir inmediatamente: la necedad carece de patente de corso, por mucho título universitario que se tenga. Deberían bajar del podio y corregir el lenguaje del desprecio y chantaje contra la izquierda representativa, para ocuparse más directa y contundentemente de la derecha conservadora como genuino adversario al que hay que demoler, políticamente hablando. Y un aviso para que se intente reparar. Hay mucho dinosaurio de la política, sobre todo de izquierdas, que no se han comido una puta rosca electoral, vamos, que no los votan ni en su casa. Resulta que estos desechados y caducados políticos, socialistas y comunistas, están desembarcando en los círculos de Podemos y se presentan como la esperanza y el futuro, y no los dejan entrar ni a la asociación de vecinos. Importante: Podemos debería abandonar el histrionismo verbal en el que se han sumergido. ¡Más humildad y sencillez!