X
EDUCACIÓN >

Cuatro días de huelga estudiantil contra los grados de tres años

   
Los estudiantes volverán a salir a la calle este mes para protestar. / DA

Los estudiantes volverán a salir a la calle este mes para protestar. / DA

DIARIO DE AVISO / EP | Santa Cruz de Tenerife / Madrid

El Sindicato de Estudiantes ha convocado una huelga de estudiantes de la ESO, Bachillerato y Universidad los próximos días 25 y 26 de febrero y 17 y 18 de marzo para exigir la derogación del Decreto de ordenación de los estudios universitarios aprobado el pasado viernes en Consejo de Ministros, según explicó a Europa Press la portavoz de la organización, Ana García.

Ante la aprobación de la controvertida medida, que permitiría a las universidades implantar grados de tres años, el colectivo estudiantil ha llamado a realizar dos huelgas para “dejar claro al Ministerio de Educación que van a usar todas sus fuerzas y que no van a dejar de protestar hasta que se retire la medida”.

La posición del Sindicato de Estudiantes es que el nuevo sistema universitario supondrá “la muerte de las universidades públicas” y “la expulsión de los hijos de los trabajadores del sistema universitario”.

García indicó que la convocatoria la realiza únicamente el SE porque “las demás organizaciones todavía no han podido decidir una fecha”. “Hemos querido actuar con urgencia y confiamos en que otros colectivos se irán sumando en las próximas semanas”, explicó. García mostró también su rechazo a la decisión de los rectores de aplazar al menos dos años la aplicación del Real Decreto y señaló que “parece una orden dictada por el Ministerio para calmar las aguas ante la alarma social generada por el decreto”. Por ello, recalcó que “si los estudiantes estaban escandalizados por la decisión del Ministerio, lo están doblemente por el apoyo de los rectores”.

“Si los rectores defendieran a los estudiantes no deberían haberle dado un respiro al Gobierno y ser sus cómplices sino exigir la retirada inmediata y llamar a la huelga”, criticó la portavoz de la organización.

Algunas universidades españolas no aplicarán la moratoria aprobada ayer por la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE). Entre ellas figura la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM), según confirmó a Europa Press el presidente de la fundación de la universidad, José Luis Mendoza. La UCAM es una de las cinco instituciones que se abstuvo en la votación de la CRUE.

Tampoco aplicará la moratoria la Universidad Camilo José Cela, que votó en contra de la medida. Su rector, Eduardo Nolla, explicó el rechazo de su institución porque considera que “no tiene sentido posponer su implantación y puesta en marcha a dentro de dos años”, cuando lo que se pretende es “resolver la distorsión” que, a su juicio, provocaba el sistema de 4+1 en el marco europeo. Además, subrayó que el acuerdo de los rectores generará “más caos y desorden” y se mostró convencido de que “durante el periodo de la moratoria habrá más graduados en cuatro años y nuevas titulaciones, lo que agravará una puesta marcha más tarde”.

Otras universidades que se abstuvieron en la votación fueron la Universidad Alfonso X el Sabio, la Universidad Internacional Menéndez Pelayo y la Universidad San Pablo CEU, todas ellas privadas y situadas en la Comunidad de Madrid, aunque todavía no han confirmado si van a aplicarla o no.

Una reforma para los “amiguetes”

- El vicepresidente y consejero de Educación, Universidades y Sostenibilidad del Gobierno de Canarias, José Miguel Pérez (PSOE), considera que la reforma de los grados universitarios aprobada por el Consejo de Ministros solo tiene como fin “favorecer a algún amiguete que tengan por ahí [en el PP] con una universidad privada”. “Esto busca seguir reduciendo el gasto educativo, sobre lo que nos oponemos, y favorecer a algún amiguete que tengan por ahí con universidad privada y que entienda que entre más bajo sea el coste de la educación más dinero va a ganar”, aseveró Pérez durante una rueda de prensa. “Esto no vale para España”, incidió.

- Así, lamentó que se obligue a hacer un máster de dos años porque ello “encarece la educación” y “al final” va a suponer que “se pague el máster el que tiene y el que no, no pueda hacerlo”. “Cuando se vaya el PP debe haber un diálogo con la universidades. El Gobierno de España se enfrenta a todo el mundo y [el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio] Wert se equivoca prácticamente en todo lo que está haciendo. Ya le queda poco a este Gobierno”, aseveró el consejero canario, quien dejó claro que “lo que yo quiero es que todo el que quiera estudiar un máster pueda hacerlo y no le cueste. Y eso llegará”.