X
POLÍTICA >

Declaran ante el juez dos técnicos de Muvisa por Las Chumberas

   
Juzgados de La Laguna, donde se instruye el caso Corredor. / DA

Juzgados de La Laguna, donde se instruye el caso Corredor. / DA

VICENTE PÉREZ | Santa Cruz de Tenerife

Las comparecencias de imputados en el caso Corredor se reanudaron ayer -y continuarán la próxima semana- en el Juzgado Número 1 de La Laguna con la declaración de dos trabajadores sociales de Muvisa (Sociedad Municipal de Viviendas lagunera) que hicieron informes favorables a dar ayudas al realojo de dos de los vecinos de Las Chumberas que superaban el nivel de renta familiar según las bases iniciales. Resultaron beneficiarios de estas ayudas (y están también imputados) la concejal del PSOE María José Castañeda (entonces en la oposición y hoy edil de Cultura) y Ricardo González, portavoz vecinal en el PSOE y ahora asesor del gobierno de CC-PSOE tras presentarse en el 17 de la lista de Coalición por la cuota del CCN.
Los técnicos de Muvisa, Bruno Febles y Cristiana Afonso, imputados por prevaricación, se sometieron ayer a las preguntas de juez y fiscal. Los letrados de la defensa, a través de su portavoz, Carlos Álvarez, coincidieron en tachar de “disparate procesal” imputar a estos empleados de Muvisa, “ya que se limitaron a seguir las bases en vigor de las ayudas sociales y con sometimiento pleno a los informes jurídicos del abogado y gerente” de esta sociedad municipal.

Aunque el criterio finalmente seguido fue excluir el límite de renta, el juez César Romero Pamparacuatro concluye que, como reflejan las escuchas policiales, ese cambio de base legal de las ayudas se trató de un plan urdido entre la entonces concejal de Servicios Sociales, Blanca Pérez, y el alcalde y candidato de CC a la Presidencia del Gobierno canario, Fernando Clavijo (ambos también imputados) sólo para beneficiar a Castañeda y González, sin que, según señala el auto de imputación, existieran informes técnicos que justificaran la necesidad del desalojo (como al contrario se daba a entender en los informes de los trabajadores sociales), sino que, en el caso de Castañeda, se le daba un plazo para colocar dos puntales en su casa. En los informes sociales se justificaba como procedente dar la ayuda porque el Ayuntamiento renovaría o rehabilitaría los edificios y realojaría a los vecinos sin tener en cuenta requisitos económicos.

Pero el juez sigue viendo tráfico de influencias, prevaricación, falsedad documental y malversación en estas ayudas. Y es que, según relata en un auto aludiendo a escuchas policiales, Pérez llegó a reconocer ante Clavijo que prevaricaría si daba ayudas de emergencia a Castañeda, con un renta familiar de 3.000 euros entonces, y que la edil socialista era “la única” que con creces superaba el tope de renta exigido (28.768 euros más, según el informe de la Policía Nacional), pues González se excedía en 200 euros mensuales (según la investigación por orden judicial, rebasaba al año ese límite en 17.881 euros). Además, el juez advierte de que los trabajadores sociales, para determinar la renta de ambos vecinos, se fijaron solo en las nóminas más bajas y obviaron sus declaraciones del IRPF.

Pérez le comentó al alcalde que González no reunía los requisitos para ayudarle en el realojo, y que había “viejitos” en igual situación que tendrían “prioridad”, pero Clavijo insistió en “echar una mano” al portavoz vecinal porque “estratégicamente” podría interesar ya que se había “portado bien” en unas declaraciones a la TVC. La edil repuso: “Estratégicamente quedamos como el culo con todos los vecinos”. Posteriormente, el regidor municipal conversó con el interesado y le dijo que un técnico le iba a poner unos puntales más en su vivienda para que fuera “inhabitable”. Y cuando ya se mudó a la calle de Herradores y expresó su alegría a Clavijo, éste le comentó: “Ahora solo falta que te afilies ya”.
Deduce por todo ello Pamparacuatro que estas ayudas se dieron “por oportunidad política” o por “el mero hecho de gratificar unas conductas” que estas autoridades consideran “apropiadas” para sus “intereses políticos”.