X
INTERNACIONAL >

Estado Islámico quema vivo al piloto jordano secuestrado

   
estado islámico quemando piloto

Captura del vídeo difundido por el Estado Islámico./ DA

EUROPA PRESS | Madrid

Estado Islámico ha publicado este martes un vídeo en el que aparece hablando el piloto jordano secuestrado, Muad al Kasaesbe, y en el que posteriormente se ve cómo le introducen en una jaula y le queman vivo, según ha informado el grupo de seguimiento del yihadismo SITE.

La directora de SITE, Rita Katz, ha explicado en su cuenta de Twitter que en una primera parte de la grabación se ve al piloto jordano hablando ante la cámara “estilo noticias” y con los ojos amoratados. Posteriormente, según el montaje fotográfico realizado por este grupo, se ve a Al Kasaesbe delante de un grupo de presuntos milicianos con las cabezas cubiertas, armados con fusiles de asalto y vestidos con trajes de camuflaje. Por último, el piloto aparece en el interior de una jaula, en medio de una cruz realizada en el suelo, hasta la que llega una lengua de fuego. Algunos medios han publicado imágenes en las que se ve al rehén envuelto en una bola de fuego.

Estado Islámico había exigido al Gobierno jordano la liberación de la yihadista iraquí Sajida al Rishawi a cambio del piloto y del periodista japonés Kenji Goto y había dado varios ultimatums. El último de ellos se produjo el jueves por vía de un mensaje de audio en el que el propio Goto advertía de que si ésta no se producía antes del atardecer del jueves él sería ejecutado.

Aunque el Gobierno jordano se mostró dispuesto a liberar a Al Rishawi siempre y cuando recibiera pruebas de vida de su piloto, y pese a los esfuerzos del Gobierno japonés, Goto fue finalmente ejecutado este sábado. Desde entonces no se habían tenido noticias de la suerte del jordano y tanto Amán como su familia habían pedido a Estado Islámico que le liberara.

Sajida al Rishawi, de unos 44 años, es una de las milicianas islámicas más destacadas del mundo. Es la hermana de Mubarak Atrous al Rishawi, mano derecha del fallecido líder de Al Qaeda en Irak, Abú Musab al Zarqawi. Lleva una década en una prisión jordana y su historia está inextricablemente unida a la formación del Estado Islámico.