X
POLÍTICA >

Los gestos son maneras

   

A las puertas del debate sobre el estado de la nación. / EP El comité electoral del PP. / DA Pedro Sánchez acompaña a Patricia Hernández, junto a Julio Cruz, José Miguel Pérez y Javier Abreu. / FRAN PALLERO
<
>
Pedro Sánchez acompaña a Patricia Hernández, junto a Julio Cruz, José Miguel Pérez y Javier Abreu. / FRAN PALLERO
DOMINGO NEGRÍN MORENO | Santa Cruz de Tenerife

Un hombre, herido de carácter leve al precipitarse su vehículo por un barranco de La Gomera. No está claro que sea Casimiro Curbelo, porque lo suyo sí que es grave. El presidente del Cabildo se ha quedado con la miel de palma en las manos. “¡Léeme los labios!”, cabría deducir que le dijo Pedro Sánchez a finales de enero en el acto de exaltación de Patricia Hernández. En la semana de carnaval, su coso cayó en un pozo. La jornada del entierro de la sardina le reportó dos certificados de defunción: el de la candidatura y el de la ejecutiva insular del PSOE.

A primera hora, la comisión federal de listas dictaminó la “no idoneidad” de Curbelo. Al rato, la dirección nacional lo desalojó del campamento base y montó una gestora. Era un gesto que llevaba gestándose con bastante antelación, hasta que pintaron calva la ocasión: el “deterioro orgánico” y que el estigma judicial “menoscaba la imagen del partido”. A él se le computan dos imputaciones: ante el Juzgado de Instrucción Número 1 de San Sebastián de La Gomera, por la presunta comisión de varios delitos contra la Administración pública, y ante el 37 de Madrid, por “atentado contra la autoridad”. La segunda causa derivó en su dimisión como senador, en julio de 2011, una “decisión personal sin ningún tipo de condicionante” y consumada tras una “profunda reflexión”. Curbelo vinculó su renuncia a la voluntad de atestiguar su “inocencia” y la de su hijo “como un ciudadano más, sin el privilegio que supondría permanecer con el fuero que otorga el escaño” para ser procesado por el Tribunal Supremo, como fue el caso del exalcalde de Santa Cruz Miguel Zerolo (CC).

Tres días después de que el Ministerio del Interior registrara las siglas de la Agrupación Socialista Gomera (ASG), Julio Cruz no contemplaba que Casimiro Curbelo se marchara del PSOE. “No es asumible ni presumible”, exclamó el secretario de Organización regional. Hoy es el mañana de ayer y el futuro pretérito, así que el todo de la nada equivale al infinito abstracto.

Las “tentaciones endogámicas” de las que habla Felipe González comprometen la democracia interna, porque vigorizan los impulsos controladores y desvirtúan la renovación integradora. El plan de ensanche de Pedro Sánchez supone cortar de raíz las ramas de hojas caducas. Con los de Podemos pisándole los talones, el líder socialista se dedica a la poda. En La Gomera florece Rosa Jerez, pedagoga.

Y eso que, como destapó José Manuel Soria en la embotelladora de CCC en Tenerife, “la precampaña electoral ni siquiera ha empezado”. Carmen Hernández Bento y Asier Antona buscan una salida en el laberinto de espuma del PP. El cartel se descubrirá después del debate sobre el estado de la nación, 24 y 25. Para el viernes 27 se ha convocado un comité canario. Están que trinan.

La carta de ajuste

-El Jueves es la revista satírica que sale los miércoles. También hace referencia al examen de los cinco aspirantes al Consejo Rector de Radio Televisión Canaria en la comisión parlamentaria de control: Santiago Negrín y Marián Álvarez, a propuesta de CC; Juan Santana y María José Bravo de Laguna, PP, y Francisco Moreno, por el PSOE. Superado este trámite, los aspirantes se someterán al veredicto definitivo del Pleno: para la aprobación se requiere el voto favorable de dos tercios (40 de 60). De entre ellos saldrá el primer director de la empresa pública con la nueva ley. Sustituirá a Guillermo García, envuelto en las llamas de la polémica.

-En otra sección, el Consejo de Gobierno resintonizó la adjudicación de cuarenta y tantas licencias de televisión digital terrestre con el mando a distancia del Tribunal Supremo, que ordenó restituir el informe de baremación de las ofertas elaborado en 2007. Este reparto excluye a Mírame TV, el canal local más visto de Tenerife, porque “se perdieron unos papeles”.