X
SOCIEDAD >

El Gobierno reconoce niveles aún insostenibles de pobreza en las Islas

   

La consejera Inés Rojas reconoció abiertamente que la situación en Canarias todavía es muy complicada. / DA

La consejera Inés Rojas reconoció abiertamente que la situación en Canarias todavía es muy complicada. / DA

J. L. C. / EP | Santa Cruz de Tenerife

Era una realidad tan cruda como las cifras que venían ofreciendo periódicamente las entidades sociales y los profesionales. Sin embargo, hasta ahora los responsables políticos no habían reconocido tan abiertamente la gravedad de la situación. Ayer, durante la comisión parlamentaria de Políticas Sociales, en la que se analizaba la Estrategia contra la Pobreza puesta en marcha por el Ejecutivo regional, la consejera Inés Rojas aseguraba que “aún hay niveles insostenibles” de pobreza en las Islas, a pesar de las medidas que ha puesto en marcha el Gobierno canario.

En este sentido, Rojas apeló a la creación de empleo como la “única forma” para salir de la crisis económica, ya que según ella las ayudas públicas “nunca” bajarán la tasa de pobreza, porque una persona “con 400 o 500 euros seguirá siendo pobre”.

Para combatir esta situación, la consejera de Políticas Sociales recordó que el Ejecutivo autonómico ha adaptado las leyes de Vivienda y la Prestación Canaria de Inserción (PCI) a la nueva coyuntura, y destacó que aunque sus fondos han subido un 115% desde el año 2009, siguen siendo del todo “insuficientes”.

Inés Rojas manifestó también que el Estado “debe entender” que no pueden desaparecer las prestaciones por desempleo, ya que en el caso de Canarias, por ejemplo, no puede abonar una renta a casi 300.000 parados. Rojas destacó la apertura de los comedores escolares en verano y su financiación para el 70% de las familias, así como la creación del Plan de Empleo Social, que prevé la creación de 6.000 puestos de trabajo hasta 2016. Por ello, se apoyó en que, según el Instituto Nacional de Estadística, el índice de pobreza ha pasado de un 33,4% a un 28,4%, lo que sitúa al Archipiélago ahora como la cuarta comunidad autónoma con mayor tasa de pobreza.

“No voy a cometer lo que creo que es una equivocación y dar por zanjada la crisis económica. Aunque mejoran las cifras, lo cierto es que la pobreza severa se cronifica y estamos ante un escenario muy difícil, un escenario cambiante y en el que el empleo no fluye”, denotó Rojas. Sus afirmaciones, pese a todo, encontraron una respuesta contundente en los partidos de la oposición, que exigieron “más recursos” para luchar contra la pobreza. Dichos recursos deberían proceder, según la consejera, de una parte del ahorro de los 113 millones previstos por el Fondo de Facilidad Financiera, que según Inés Rojas se destinarán a gasto social. La consejera pidió además más “ahínco” al PP para reclamar ante el Gobierno central los 800 millones anuales que se pierden para sufragar los servicios básicos.

Precisamente, la diputada popular Milagros Bethencourt pidió a Rojas que busque “soluciones” a la pobreza en las Islas, y restó valor a la Estrategia porque fue presentada por el presidente Paulino Rivero “en un blog haciendo populismo y se olvidaron”. En esta línea, Bethencourt insistió en que el Gobierno regional “no se ha tomado en serio la pobreza”, hasta el punto de que las ONG “han sido muro de contención” porque “las puertas del Ejecutivo han estado cerradas”.

Más de 750.000 isleños en grave riesgo

J. L. C. | Santa Cruz de Tenerife

La situación mejora ligeramente pero continúa siendo dramática. Esa es la principal conclusión que se puede extraer de los datos que recoge el IV informe sobre El Estado de la Pobreza en España, que presentó la semana pasada en Madrid la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en el Estado Español (EAPN) y que analiza la evolución del indicador europeo AROPE (que combina la renta con las posibilidades de consumo y el empleo) entre los años 2009 y 2013.

En dicho estudio, el Archipiélago vuelve a situarse a la cabeza del Estado en lo que se refiere a la tasa de pobreza o riesgo de exclusión social, tanto en adultos como en jóvenes y niños. En concreto, el 35,5% de la población de Canarias, más de 750.000 personas, se encuentra en esta situación, aunque el porcentaje ha disminuido el 2,7% desde 2009, lo que supone que unas 52.000 personas han salido de esta situación de vulnerabilidad en los últimos cuatro años.

Un dato que, como refleja este documento, no es especialmente significativo si tenemos en cuenta que la población de las Islas ha crecido casi un 0,7%. Los datos recogidos revelan un descenso lento pero continuado de la tasa AROPE hasta poco antes del comienzo de la crisis y un cambio desde 2008.